En la previa del partido contra Almirante Brown, los simpatizantes del Millo ubicaron al presidente del club y lo acusaron de ser “hincha de Boca”. Hubo insultos y la petición general para que se vayan “todos los directivos”. “El Kaiser”, entre que se iba y se quedaba, tuvo que seguir el partido desde la tribuna y así le fue…

Sí, a Passarella no le perdonan el descenso del equipo y cualquier momento es bueno para recordarle lo molesta que está la afición riverplatense con él. En esta ocasión, Passarella y su gente fueron colocados en una tribuna especial, apartada sólo para ellos, pero igual los insultos y reclamos le llegaron por todos lados.

El directivo, aunque medio espantado, aguantó “candela” y se chutó todo el partido desde ahí, aseguran algunos medios argentinos. Al final 1-1 malo para River, malo para la hinchada y peor para Passarella y su gente.

Acá el video difundido este día, chequen cómo le fue al Kaiser

Lee también   Barcelona habría ofrecido 60 millones de euros por Di María
  • beto

    passarella boton?