Adalberto Peñaranda es una de las últimas adquisiciones de LaLiga Santander luego de ser fichado por el Málaga C.F., en donde compartirá con otros tres venezolanos. Este habilidoso jugador representa una de las esperanzas de la creciente Vinotinto y su talento está acompañado por una increíble historia de vida.

Nacido en un pueblo llamado El Vigía, en el estado Mérida de Venezuela, Adalberto Peñaranda se desarrolló como un llamativo futbolista debutando en el Deportivo La Guaira de ese país, una joven institución que con su ariete conoció de sus primeras alegrías deportivas.

Debutó en 2013 con la edad de 16 años en el futbol profesional y un año más tarde ganó su primer título, la Copa Venezuela con el equipo de La Guaira. Rapidamente llamó la atención por su forma de jugar, irreverente ante los rivales y siempre buscando la jugada más linda. Por ese motivo, fue buscado por el Udinese en 2015. Sin embargo, poco antes de su transacción, vivió un momento inolvidable en su vida.

Salíamos de una fiesta en Caracas y empezaron los disparos”, contó Peñaranda en una entrevista publicada en el Diario As. El 18 de abril del 2015 se encontraba reunido con amigos y un compañero de equipo en la peligrosa capital venezolana, cuando recibió el impacto de un disparo. “Gracias a Dios la bala entró por el muslo y salió sin tocar nada más que músculo. Luego me di cuenta de que el disparo fue a pocos centímetros de la rodilla. Pudo ser el fin de mi carrera”, indicó.

La noticia causó revuelo en el ambiente deportivo venezolano y se llegó a temer por la vida del delantero acompañante de Adalberto, llamado Charlys Ortíz. Por suerte, ambos salieron adelante y continuaron con sus carreras, aunque la fortuna le sonrió mejor al actual extremo del Málaga.

Lee también   El Betis de Andrés Guardado goleó al Levante

Solo meses después del hecho, fue cedido al Granada y con el conjunto andaluz debutó en España. Fue un encuentro ideal, pues se hizo la gran figura del club en pocos partidos e incluso ganó premios de mejor jugador del partido en distintas ocasiones. También es dueño del título “Jugador extranjero más joven en marcar dos goles en un partido de liga, con 18 años y 195 días”, superando a un tal Lionel Messi.

La vida deportiva de Peñaranda no ha hecho más que empezar y algunos lo apodan ‘La Bala’, en referencia a la historia que le tocó vivir con solo 18 años. Ya jugó con la selección de su país varios duelos de Eliminatorias al Mundial y la última Copa América Centenario, en la que incluso enfrentó a México en el empate a un gol. El Watford se lo quitó al Granada a cambio de más de diez millones de dólares pero decidió mantenerlo cedido, dándole una nueva oportunidad en España luego de un breve paso por la Serie A.

  • Mr. Crap Bag

    Yo lo vi jugar contra Uruguay. Los traía locos por la banda y de verdad que juega bonito.

  • Black Lab

    El Malaga lo acaba de adquirir en forma definitiva, de hecho creo que ya debutó, es de esos extremos gambeteadores y tribuneros (en el mejor de los sentidos) que en lo personal me gustan bastante, ojalá siga creciendo y escalando de club en club.

  • Mickey Leñador

    Me dicen que hace muy buenos jamones