Nasser Al-Khelaifi, presidente y propietario del PSG, está siendo investigado por corrupción debido a que también es dueño del canal deportivo Bein Sports, el cual habría obtenido los derechos de difusión del Mundial Rusia 2018 de manera irregular.

La justicia suiza abrió un caso criminal contra el magnate catarí por estar vinculado a la concesión de derechos de transmisión de la próxima Copa del Mundo, siendo esta una operación irregular que marcaría un caso de corrupción y de soborno.

La investigación, iniciada el 20 de marzo por “sospecha de corrupción privada, fraude, gestión desleal y falsificación”, se está llevando a cabo en varios países.

Lee también   Guardiola no quiere a Neymar en el City
  • Zuke

    Pinche Mario Bezares, le salen broncas por donde sea :v

    • Zurich

      jajajajajaja buena esa…

    • Ernesto

      La maldición de Paco ataca de nuevo.