Sergio Ramos, el capitán del Real Madrid, encendió las alarmas del conjunto merengue este martes cuando, debido a un fuerte y constante dolo en el oído derecho, tuvo que dejar los entrenamientos de los pupilo del francés Zinedine Zidane que se llevan a cabo en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA por sus siglas en inglés) en lo que es la puesta a tono del club madrileño de cara a la venidera temporada.

Asimismo, en la concrentación madridista, además de la baja de Ramos, también se pudo apreciar como toda la plantilla, incluido el cuerpo técnico, arropaba de forma muy afectuosa al delantero Álvaro Morata quien, a esta altura de la pretemporada, sigue sin definir lo que será su futuro pues ya circulan varios rumores de muchos equipos, sobretodo en la Liga Premier de Ingalterra interesados en fichar al canterano del Madrid.

Sergio Ramos comenzó a notar molestias en el oído este lunes y el cuerpo médico decidió que se ausentara durante el entrenamiento de esta mañana, indicaron fuentes del equipo, según informó EFE.

Los jugadores saltaron al césped del North Athletic Field de UCLA y, durante los cerca de 40 minutos que la prensa pudo presenciar, se dedicaron a realizar estiramientos y ejercicios dedicados a la puesta a punto física.

El grupo, que cumple una semana de entrenamientos en Los Ángeles y que debutará en pretemporada este domingo contra el Manchester United, en Santa Clara (California), completó un circuito físico de potenciación muscular con saltos, pesas y abdominales.

Durante esos instantes se vio cómo los compañeros arropaban al delantero internacional español Álvaro Morata, envuelto en las últimas semanas en numerosos rumores sobre su posible marcha.

Lee también   SEV 2-6 RMA | Cristiano rebasa a Messi

El más atento con el joven fue el alemán Toni Kroos, muy cercano en todo momento, animándole y dándole cariño entre ejercicios.