El Real Madrid volverá a apelar otra decisión arbitral. Esta vez, la segunda amarilla que vio Sergio Ramos ante el Deportivo de La Coruña.

El defensor central fue expulsado a falta de tres minutos de terminar el partido y ganando 3-0. Fue en una jugada donde peleó un balón en el aire con Borja Valles y le dio con el codo en la cara.

El Madrid alega que Ramos no toca intencionalmente al jugador rival, sino que fue un choque entre los dos jugadores y como el salto del jugador blanco fue un poco más arriba, ahí viene el golpe con el codo.

“Ha habido jugadas polémicas. La segunda amarilla es rigurosa. En la primera, Schär me dio un cabezazo en el pómulo y yo le aparté. Yo había advertido antes de que no tiraríamos el balón viendo que ellos no lo hicieron cuando Carvajal estuvo fuera un minuto en la primera parte. En esa jugada me acorralaron. En la segunda amarilla, salté dos cuartas por encima de Borja Valle y sólo le toqué en el hombro”, dijo el jugador del Real Madrid sobre la expulsión.

Lee también   Del Potro manifiesta todo su apoyo a Palermo