Regresa a la normalidad

La noche no podía tener otro color y es que el azul y grana que tapizó las tribunas del Camp Nou, presagiaban una noche especial para una afición que apenas tres días antes había sido testigo del batacazo que el Hércules protagonizó en ese mismo inmueble.

Pero no, esta noche el Barcelona dejó claro que está para cosas grandes, para seguir siendo el protagonista especial de esta Champions League y que cualquier rival que llegue a su terruño, tendrá serios problemas para sacar algún punto de ahí.

Nuevamente un inspirado Messi fue el motor del equipo. Sensacional el argentino que se veía ansioso de perforar la meta de Alexandros Tzorvas y cerca estuvo en los primero minutos, pero el balón caprichosamente se negaba a ponerle número a la cuenta.

  • 5Barcelona
  • 1Panathinaikos

Barcelona; V. Valdes; Abidal, Puyol, Piqué (Milito 64′), Dani Alves; Iniesta, Busquets, Xavi (Mascherano 72′); Pedro, Villa (Bojan 75′), Messi


Panathinaikos: Tzorvas; Vyntra, Kanté, Boumsong, Marinos; Gilberto, Simo, Leto (Ninis 71′), Katsouranis (Karagounis 62′) Govou (Luis García 79′), Djibril.

Goles: 0-1, Sidney Govou (19′), 1-1, Lionel Messi (21′), 2-1, David Villa (32′), 3-1, Lionel Messi (44′), 4-1 Pedro (78′), 5-1, Alves (93′).

Árbitro: Nicola Rizzoli, de Italia.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el Camp Nou ante cerca de 92 mil espectadores.

Sin embargo en fútbol es una caja de sorpresas y fue el Panathinaikos griego quien regresaba los fantasmas del sábado anterior. Sí, en una jugada relámpago a la contra, el francés Sidney Govou sorprendió al cuadro bajo culé marcando el primer gol del juego ante el asombro del respetable en Camp Nou.

Fue eso lo mejor del visitante, de ahí en adelante el monólogo blaugrana continuó pero ahora cobró efectividad y comenzó el fútbol espectáculo, ese al que nos tienen acostumbrados. Dos minutos después del gran susto, Messi igualó el marcador, corrían ya 21 minutos y el torbellino culé se dejó sentir de ahí hasta el final del juego.

Fueron en total cinco goles y pudieron ser muchos más, pero Messi incluso se dio el lujo de errar desde los once pasos. No obstante la tendencia siguió igual. Aparecieron Villa, Pedro y Alves para dar números finales y dejar en el aficionado al Barcelona una satisfacción grande, de esas que ilusionan y que a pesar de ser el inicio, es demostrativa del poderío catalán que de esta manera se apunta desde ya, como uno de los grandes favoritos rumbo al camino a Wembley.

Barcelona regresa a la normalidad.

Sergio Sánchez ( Sergio )

Perfíl Futbolsapiens: Sergio Sánchez
Sígueme en:

Desde la web