ROM 3-2 BAY | Voltereta olímpica

Foto: AFP

Juegazo en la capital italiana. El Olímpico de Roma vibró futbol de alto calibre al ver a su equipo remontar una aparentemente insalvable desventaja de dos goles. De esta manera, las banderas ondeantes, aplausos y cánticos envolvieron el gran ambiente final propiciado por la clasificación -prácticamente un hecho- a octavos de los romanos.

A Van Gaal le queda el consuelo de haber asegurado la primera posición y el pase desde la fecha anterior, aunque mandó a un equipo hambriento y que durante 45 minutos logró silenciar uno de los estadios/aficiones más bravos de este deporte.

  • 3AS Roma
  • 2FC Bayern München
Roma: Sergio; Burdisso, Mexès, Brighi (Totti 74’), Casetti; De Rossi, Greco (Simplício 46’), Riise; Menez, Borriello, Vučinić (Pizarro 82’). DT Claudio Ranieri


Bayern: Kraft; Lahm, Van Buyten, Demichelis, Ottl; Kroos, Pranjić, Tymoschuk; Ribéry (Altintop 76’), Müller (Contento 71’), Gómez. DT Louis Van Gaal
Goles: 0-1 Gómez (33’), 0-2 Gómez (39’), 1-2 Borriello (49’), 2-2 De Rossi (82’), 3-2 Totti (penal 84’)
Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (ESP)
Incidencias: 5ta jornada de Champions League. Stadio Olimpico di Roma, Italia.

Se explayaron y eso que no tenían a Scweinsteiger en sus filas. Kroos suplió ese hueco a la perfección junto a Tymoschuk y Pranjić. Aislaron a Menez, Borriello y Vučinić, aunque el juego combativo de Riise y Greco también mantuvo ocupado a Kraft.

Era un toma y daca constante. Las planeadas contras del Bayern estaban a la orden del día y se dejaban sentir con Ribéry y Müller. La Loba presionaba desde la salida… así, a ritmo infartante, se fue la primera media hora. Hasta que dos bombazos de Gómez tradujo el momento intenso al que está sujeto. Primero al 33′ aprovechó un centro del crack francés y seis minutos después confirmó la supremacía muniquesa de entonces, al incrustar el 0-2 mediante la asistencia del alegre Müller.

¿Cómo salir del problema? ¿Cómo penetrar la meta de Kraft si ya había sido requerido varias ocasiones? ¿Cómo lograr detener esa explosividad bávara? Bueno, algo de eso habló en el entretiempo Ranieri con sus guerreros romanos. No regresó a la cancha Greco y sí lo hizo Simplício, que pudo organizar mejor el ataque Giallorosso.

Y se vino la andanada local. Mucho juego construyó el montenegrino, botándose y repartiendo balones. Comenzó ahí a gestarse la loca remontada. Cinco minutos después del silbatazo para la reanudación bastaron para que Menez sirviera desde la banda derecha a Borriello que la cacheteó para el 1-2. Siguieron minutos disputados donde se explayaron las dos ofensivas.

Y cuando el agua ya le llegaba al cuello de los de Ranieri vinieron más movimientos precisos desde el banco, aunados a la confianza (y soberbia) impregnada en los alemanes. Claudio le comió el mandado a Louis, pues las modificaciones denotaron a una Roma más sólida frente a un Bayern que de a poco se sumía al inminente colapso.

Se prendió totalmente el Olímpico cuando el colorado Riise centró a 9 minutos del final y De Rossi emparejó el marcador. Fue cuestión de tres minutos para que se concretara la voltereta. Borriello entró al área, corajudo, a sentenciar el encuentro pero Kraft se le avalanzó y el silbante español decretó penal.

Todo en bandeja para la consumación del buen momento romano. Totti tomó la pelota y con toda su clase ganó el partido, y colocó la cereza en el pastel del gran partido en la capital italiana.

El Bayern se mantuvo en 12 puntos, La Loba llegó a 9 con -1 de diferencia y el Basilea, que ganó también, alcanzó 6 unidades con 0 de diferencia. Roma tendrá que empatar en su visita a Rumania, simplemente, para estar en octavos.

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • quijote09

    Ahora sólo nos falta ver al Inter mañana para saber que tan fuerte esta Italia para este año en la Champions.