Se cocinan las salidas rojinegras

El Atlas ya descansa después de su participación en el torneo Clausura 2011 y comienza los preparativos para el Apertura con los cupos para extranjeros y las posibles bajas.

Se dice que el delantero hondureño no ha convencido a la directiva rojinegra y podría ser negociado con otros dos clubes, uno de ellos Estudiantes, para salir de la institución de Colomos. De igual manera, Alfredo el Chango Moreno también podría ver el final de su trayectoria con los Zorros, debido al mal rendimiento durante el semestre, con constantes lesiones y bajas de juego. A pesar de que ambos tienen contrato con el Club, su futuro depende de lo que la directiva decida.

Y la directiva ya tiene algunos planes en mente. Primero que nada, el presidente Carlos Martín del Campo necesita esperar a las elecciones que realizará el Club el 30 de mayo para saber si continúa como mandamás del conjunto rojinegro. Si el resultado es favorable, contemplará la salida de ambos elementos, así como la posible incorporación del brasileño Itamar Batista, propiedad de Tigres, a préstamo en el fútbol qatarí, que es del agrado del presidente atlista.

También en la mente del directivo están las posibles transferencias de Néstor Vidrio, con ofertas de clubes como Pachuca o Cruz Azul, y de Édgar Pacheco, que podría emigrar a Tigres o América. La directiva atlista está consciente de que uno de los mayores ingresos para la institución es el proveniente de la venta de jugadores, por lo que los dos movimientos no están descartados.

Daniel Serrano ( daniel )

Perfíl Futbolsapiens: Daniel Serrano
Sígueme en:

Desde la web

  • ojala y ese dia 30 ocurra un milagro y manden directito a la fregada a martin del campo, ¿como van a vender jugadores que apenas se estan encontrando en el equipo?

    ya lo dijo el señor huerta, cuando pensamos que ya no podia llegar un presidente a atlas mas tarugo que el anterior, siempre terminan sorprendiendonos

  • Hobbs01

    La situación no es fácil, según los datos que presentaron en Futbol Picante, creo que no va a haber ingresos sustanciales en un tiempo porque ya se gastaron todos los anicipos y pagos que deberían recibir, además tienen deudas pendientes de honrar. Así que sólo alcanzará para que cobren los directivos y el entrenador agachón que tenemos.
    Una salida que se podría vislumbrar es la venta del Club a una empresa sólida pero de Guadalajara y que tenga amor por la camiseta del Atlas.
    Como pintan las cosas, en vez de que el Atlas vaya a lucha por su segundo campeonato en 60 años, vamos a tener más cerca el fuego del descenso.