Luis Enrique Martínez, actual entrenador del Celta de Vigo y uno de los dos principales candidatos a sentarse en el banquillo del Barcelona, parece ser que en estos momentos es el que lleva más ventaja en comparación con el resto de candidatos que se han mencionado en estas fechas.

El técnico asturiano, que ya había sonado bastante para dirigir a los culés a principios de temporada, como sustituto del recién fallecido Tito Vilanova, está completando una campaña bastante aceptable en el Celta y es visto tanto por la dirección técnica como por la directiva como la persona idónea para liderar la total reestructuración total que sufrirá la plantilla el próximo torneo.

Luis Enrique y el Txingurri Valverde son los dos nombres sobre los que el club ha trabajado principalmente. Valverde sería una opción con la que Andoni Zubizarreta, que coincidió con él en el Bilbao, se sentiría muy cómodo.

Valverde, sin embargo, ha sido muy claro en sus últimas declaraciones ante los medios de comunicación recordando que tiene contrato con el Athletic. Para Valverde no deja de ser un reto jugar la próxima temporada la Champions, si clasifica a su equipo, que por otro lado no daría facilidad alguna para la salida de un entrenador en el que confía mucho.

 También Luis Enrique ha manifestado su intención de cumplir contrato en Vigo, pero algunas informaciones apuntan a una cláusula liberadora ronda los 3 millones de euros.

El Barça valora su conocimiento del club, su forma de ver el fútbol es indiscutiblemente compatible con el estilo del club y por su carácter y confianza en el fútbol base se le considera idóneo para iniciar un nuevo proyecto de futuro.

Lee también   Lo patea, lo lesiona y le pide mesura a su nivel de juego

 

  • Ricardo Sanchez

    Si van a gastar dinero en un DT mejor uno ya con calidad comprobada y vayan por la clausula de rescicion de Jurgen Klopp