El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, jugó en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe tras pasar “una noche mala” en la que vomitó varias veces, por lo que los médicos del conjunto blanco tuvieron que inyectarle suero.

Ramos jugó completo este sábado en la victoria de su equipo (1-2), en el que el director técnico ‘merengue’ Zinedine Zidane lo alineó pese al altercado debido a las bajas en defensa de Dani Carvajal y Raphaël Varane.

Tras el difícil partido, en el que los actuales campeones del fútbol español se llevaron los tres puntos con goles de Karim Benzema -volvió de una lesión tras el parón de selecciones- y Cristiano Ronaldo -anotó su primer gol en Liga-, Zidane aseguró a los medios de comunicación que Ramos no tuvo mareos ni fiebre antes de jugar.

El técnico francés admitió que el internacional español se sentía mal el viernes, pero tras verlo calentar sin problemas este sábado, el cuerpo técnico y el propio futbolista decidieron que podía jugar sin problemas.

Lee también   Tri Sub 23 anuncia convocatoria
  • Zuke

    Y ni asi jugo como Messi!

    • Rodrigo

      Ni volviendo a nacer jugaría como Messi.

  • Ernesto

    ¿No que es fácil eso según los detractores de Messi?