El italo-brasileño Thiago Motta golpeó con su coche a un aficionado en la madrugada del pasado miércoles, tras la derrota 6-1 del París Saint-Germain en Barcelona que supuso su eliminación de la Liga de Campeones.

Según fuentes policiales una treintena de aficionados esperaba al equipo en el aeropuerto parisino de Bourget para mostrar su enfado tras una inesperada derrota que dio al traste con las esperanzas del PSG de alcanzar los cuartos de final tras haber ganado 4-0 en la ida.

Los jugadores fueron insultados y un hincha golpeó el coche de Motta, que aceleró y le hirió sin gravedad. La fuente policial señaló que esta persona fue trasladada al hospital de Saint-Dennis.

Lee también   Colchoneros a la vista