Todo un drama la telenovela xeneize

Luego de haber empatado con Independiente, la tensión pasa factura en el club. A dos semanas de jugarse el clásico ante River, los xeneizes viven de puertas para adentro (y cuando quieren, para afuera) conflictos de todos contra todos. La papa está más que caliente y nadie se la quiere quedar.

Los primeros en enfrascarse fueron Palermo y Mouche. En el juego contra el Rojo, Palermo insultó a su compañero ante los ojos de todos. Mouche primero creyó que se trataba de un acto de desesperación, pero después confirmó que sí fue con el afán de ofenderlo. Sin embargo, lo exculpó: “quizá fue por la desesperación de conseguir el resultado”.

Después fue el turno del presidente Jorge Ameal, quien sin pronunciar el nombre de Borghi dijo estar decepcionado por el mal desempeño del equipo, toda vez que sus expectativas eran grandes: “no me gusta cómo juega el equipo”. Sus palabras no cayeron nada bien en el Bichi y éste mejor se hizo de la vista gorda por el momento.

Y finalmente, fue Riquelme el último que estalló. Una vez que se reveló la cantidad de su nuevo contrato se puso como energúmeno. Amén de que ya le haya reclamado a la persona que difundió tal información, los medios pagaron los platos rotos: “a mí me secuestraron un hermano, hay que ser cuidadoso con lo que se habla en televisión, y mucho más cuando se trata de dinero”.

En River no cantan mal las rancheras y el clásico apunta a que ganará el que llegue con menos broncas, en lugar de futbol.

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web