El arquero culé, Víctor Valdés, lesionado desde finales de marzo, se ha despedido hoy de sus compañeros y del cuerpo técnico del club con un breve discurso en el vestidor.

Valdés, que se recupera tras haber sido intervenido de una rotura en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, se ha hecho presente ayer en el vestuario, ha recogido algunos objetos personales y se ha despedido de sus compañeros, los entrenadores y parte del personal que trabaja día a día con el equipo.

El portero, que finaliza contrato al término de la presente temporada, ya había anunciado hace meses su deseo de emprender una nueva aventura y seguramente tendría ligado su futuro con el Mónaco.

Queda la duda de cómo es que Valdés se despedirá de la afición, ya que el último partido de Liga se jugará el próximo sábado ante el Atlético de Madrid. Desde el club por el momento solo está previsto un homenaje a Carles Puyol, que se celebrará el próximo jueves.

 

Lee también   ¿Qué nos tienen preparado?
  • mikepoblanito

    Recuerdo en un episodio de “informe Robinson”, que se he hacia mención sobre que Valdés nunca se ha sentido del todo cómodo en el Barcelona (a pesar de que se formo ahí) e incluso ha tenido muchas dudas a lo largo de su carrera sobre si lo que realmente quiere hacer es jugar fútbol.

  • zurich

    p1nche tronco, ni siquiera debio de ser futbolista…creo que jugaba mas por un simple nacionalismo del club mas que por su talento

  • werowero

    No que era Ochoa para el Monaco apa´???!!!… a no!!!, Ochoa es al Milan, upsss!!!

    Coincido con Zurich, Valdes nunca se me hizo un buen portero, era bien maleta, tuvo la fortuna de tener un equipo que no prestaba la pelota al rival, creo que pocos o nadie, recuerda una atajada épica de Valdes, en fin, bien por el!

    • Macario

      No es que sea fan del Barcelona (de hecho no me caen bien) y hay que admitir que se vió mal en muchos partidos de temporadas anteriores, pero Valdés fue muy importante para el Barcelona esta temporada, y hubieran perdido bastantes partidos de no ser por él.