Realmente no se ve por dónde Zaragoza pueda mejorar. El equipo de Aguirre juega a la incertidumbre, al a ver qué pasa y así es muy difícil que genere algo de futbol que los incentive a evitar el descenso. Sin idea, los jugadores del plantel maño lucen más por su apatía que por otra cosa. Sin intención de atacar, defendiéndose de forma desordenada y con una media cancha endeble, Zaragoza perdió 2-1 ante Bilbao y se aferra a ser colero general.

Tampoco se trata de hacer leña del árbol caído ni de atizarle al Vasco así porque sí. Pero en virtud de lo que exhibe Zaragoza poco o nada se puede rescatar del trabajo del técnico mexicano con el equipo. Con una escuadra fría, ya no digamos en materia futbolística sino hasta emocional, el deseo de un resurgimiento o de una mejora se queda en eso, en un deseo.

Bielsa le ganó la partida a Aguirre. Aunque se le complicó el trámite del partido por la expulsión de Martínez, el Loco obtiene un triunfo que calmará un poco las críticas hacia su labor. Bilbao ganó bien y lo hizo con goles de Susaeta al minuto 7′ y de Toquero al minuto 87′. Por su parte, los maños consiguieron el de la honra mediante la vía del penalti al minuto 22′ por conducto de Ponzio.

Para rematar, y en un partido poco presumible de nuestros compatriotas, Efraín Juárez jugó los 90 minutos y lo más que hizo fue ganarse una tarjeta amarilla en tiempo de compensación. Por su parte, Barrera calentó la banca.

Lee también   Paolo Maldini jugará tenis profesional
  • underrated

    salvo el detalle de que se dice “Athletic” a secas y no sólo “Bilbao” (que se evita porque es un equipo vasco, ya no sólo de Bilbao) y el otro detalle de que los de Bielsa históricamente siempre han sido más que el Zaragoza… los “Maños” no van en picada, están en su nivel real.