Autor: Barak Fever

Barak Fever (barak)

Sígueme en:
  • Contenido de Barak Fever:
  • El fin

    El Mundial es historia. Como Los Simpson (aquellas ocho o nueve temporadas míticas), los cascos de Danesa 33 o el sabor de las Motitas. Fue...

  • Oscurantismo blanco

    El Real Madrid la hace, pero no la paga. Cría cuervos que reverencialmente velan por sus ojos. Dentro de la cancha y fuera de ella,...

  • Farsa tecnológica

    El ojo engaña. Está científicamente demostrado que cerebro y mirada suelen confabularse para alterar nuestra percepción de la realidad en variopintos escenarios. Una de las...

  • Merengue con crema

    Ganó cinco ligas en la década de los 80. Tenía un equipo de leyenda que daba espectáculo, goleaba, sentía la camiseta y salía campeón año...

  • El no gol de Angeleri

    Cero a cero. Minuto 94. San Lorenzo busca el milagro en Brasil. Tiro libre por la derecha; si anota, va a la final. Centra Cauteruccio,...

  • Make America Small Again!

    Vivimos una década bastarda a la que nadie se preocupó en poner nombre. Puede ser que para quienes experimentamos una efeméride de la magnitud del...

  • Mi nieto y Columbus 2016

    Mi nieto y Columbus 2016 Pero ¿qué? ¿nunca te habló tu madre de aquel partido? Eran otros tiempos, peque. La gente aún creía en la...

  • Mala Copa

    Cruz Azul y Guadalajara me han hecho reír casi ininterrumpidamente durante más de una década. Los clubes de Billy Álvarez y Jorge Vergara han protagonizado...

  • Centro Unión

    El América dejó de existir durante dos años. Fue entre 1918 y 1920 cuando murió para refundarse bajo el nombre de Centro Unión. Era esa...

  • El América y yo

    El ‘Loco’ Valdés tendría que hacerme los mandados. Carlos Reinoso debería parar de autoproclamarse americanista número uno y cederme sin reservas tamaño deshonor. A mi...

  • Esclavos de la Libertadores

    Ni Cantinflas, ni Miguel Hidalgo, ni Pancho Villa, ni Octavio Paz, ni Frida Kahlo, ni siquiera Anahí. Mucho menos Hugo Sánchez, Cuauhtémoc o Chicharito. Esclavos...

  • Complejo de culpa

    Una medianoche lluviosa en el Estadio Azteca pidió un balón que pudo sepultar su carrera. Si se hubiera resbalado como Alejandro Castro, las redes sociales...