Como reportero puedo decir que no tengo muchos años de experiencia, comparado con otros colegas. Reconozco que me falta mucho por aprender, por crecer, diría un editor que conocí, “los primeros cuarenta años son los más difíciles”.

Estos puntos son reflexiones, consejos y observaciones para quien aspire a ser periodista, de alguien quien en definitiva no descubrió el hilo negro. También es para conocer un poco más sobre cómo es el contexto del otro lado del micrófono.

Apuntes sobre periodismo deportivo

sportsbeat

1.-El juicio antes que el hecho: “Que no pase un día sin que des tu opinión de mierda”  cantan Los Punsetes, en el periodismo deportivo parece que se convirtió en una especie de dogma. En un área donde parece que las fuentes no son tan variadas (esto ya sea dictado por la agenda del diario, compromisos comerciales, flojera del periodista, facilidades en tiempo, presupuesto etc.) la opinión juega un papel muy importante.

“Ante una situación donde lo informativo ya no es un rasgo de exclusividad periodística… el mercado de la opinión comienza a hacerse vital”, explicó Isaac Ramos en un artículo para Jot Down.

Ramos señaló que en el periodismo deportivo aún se puede informar pero el juicio tiene un valor preponderante. “El periodista ya no se limita a contar lo que pasa, también cuenta lo que le parece” y los medios deportivos se vuelven “empresas de opinión”.

2.-La preparación de la nota: Lo primero que voy a confesar es que no estudié periodismo como una carrera. Y durante tiempo que tengo en esto, aprendí que la única forma de mejorar como periodista es escribir, escribir y escribir.

Prepararse para una nota puede enriquecer el contenido de la misma y en un medio donde parece que la “exclusiva” es más complicada, tener un dato o una forma distinta de abordar el tema puede ser de mucha ayuda.

Conocer sobre economía, psicología, sociología, nutrición, historia y muchos otros aspectos pueden enriquecer el contenido de las notas. No digo que toda nota que haya publicado sea mejor que una tesis, pero algunas veces, una entrevista con un deportista o un directivo puede ser algo más que la declaración. Hay acceso a gran cantidad de información de la cual se puede sacar provecho (en el internet hay más que videos virales y gatos).

En una ocasión pude entrevistar a una delegación de deportistas, todos los reporteros acudieron con los que hablaban español. Al ver que se me escapaba la oportunidad de ir por la nota, opté por preguntar a los que hablaban en inglés, “no spanish” fue su respuesta, cuando comencé el diálogo en inglés primero se sorprendieron y después accedieron a realizar la entrevista. Al menos sé que ese día tuve una nota perspectiva de un jugador diferente a los que tuvieron otros medios.

 

3.-El vínculo comercial entre fuente-periodista: Una de las primeras lecciones que recibí como periodista me la dieron antes de salir a la calle. “No importa si entrevistas al presidente municipal, al diputado o el albañil, estrechas la mano y que noten que estás ahí”.

Llegué a la conferencia y lo primero que veo es que todos conocen se conocen entre sí y contestan las preguntas a los que ya tienen una relación comercial o una amistad de mucho tiempo (tal diario o televisora, patrocina o transmite a tal equipo, etc.) PUTA  MADRE. Me quedé con la mano arriba hasta que acabaron de preguntar todos y pude intervenir cuando se paraban todos para irse.

En el periodismo (en general) el vínculo con las fuentes parece tener ciertos lazos comerciales que parecen comprometer la veracidad de los periodistas e incluso mermar el contenido. Si apuntamos arriba que los medios deportivos son ahora medios de opinión, es imposible ocultar que también cargan con una implicación comercial.  Sin embargo, gracias a la llegada de este dinero es posible sostener los salarios.

Publicar notas “incómodas” o “duras” contra ciertas fuentes es arriesgado para algunos periodistas y medios, donde la relación con las fuentes es tan compleja. “tanto incomoda que termina mordiendo al amo que le da de comer.  Y no hay perro que muerda a su propio amo. O al socio de su amo”. Apuntó Ezequiel Fernández Moore.

4.-Tiempo para investigar: Yo comencé en la fuente policiaca, un editor me comentó una vez, que las mejores fuentes para comenzar como reportero eran “deportes” y policiaca, por la facilidad que te dan para redactar crónicas, investigar y la urgencia de estar al “día”.  Ezequiel Fernández Moore, apuntaba que en el deporte tienes “triunfo, derrota, épica, drama, trampa, picardía y emociones populares”. Material de primera para escribir, lo que hagas con él es otra cosa.

Sin embargo en ésta época prima lo inmediato, el ahora, ya no hay tiempo para leer una historia larga. Miguel Gutiérrez, la Libreta de Van Gaal, apuntaba que el asunto no sólo depende de los medios, “los anunciantes también siguen privilegiado volumen y rapidez a calidad y pausa”.

5.-Fe de erratas: Para algunos este trabajo los vuelve intocables, invulnerables, la pluma o el micrófono les da un poder superior, (olviden que crean que son Clark Kent, se creen Superman) y no comenten errores.

Lee también   10 Modas en los futbolistas

Hacer afirmaciones sin confirmar ni cerciorarse de la fuente, dar nombres al aire, rumores, etc. Con el fin de ser los primeros, el problema a veces no está en el hacer esas afirmaciones, si no en sostenerlas y en caso contrario, ser los primeros en desmentirlas y aceptar la equivocación.

Y a veces, eso es lo más complicado, que pasan la página como si no pasara nada, olvidan que ahora la información es algo que está al alcance de todos y no se tiene la humildad para reconocer esto, como si fuera el periodismo de antes, al que solo unos pocos tienen acceso.

6.-Corregir, corregir y corregir: Ligado con el punto anterior puedo decir que a muchos les pega en el ego que los manden a reescribir su trabajo. Pero esto es parte de lo que haces para mejorar y muchas veces a pesar de que dos, tres o hasta cuatro personas lo revisen, pasarán errores.

Desde cuestiones tan “tontas” como un error al teclear, (un acento o apóstrofe donde no va, la letra de más, etc.) Hasta algún dato que se pierda. Y pasa desde el diario más pequeño y local, hasta en medios internacionales que sirven de fuentes para otros (errores así los he visto hasta en The Guardian y cuando es en español lo copian y pegan igual). Mientras este trabajo sea hecho por humanos, habrá errores.

7.-Agentes de ventas: El deporte se volvió en un negocio en el cual cada vez más personas quieren involucrarse, políticos, empresarios, líderes de toda clase. Con esto en mente, muchos buscan entrar de cualquier forma y quedarse con una rebanada del pastel.

Algunos aprovechan los medios y más que reporteros parecen agentes de venta o de relaciones públicas. Donde el éxito no viene de lo que se escribe, si no de lo que se consigue. En una fuente donde todo se ve tan ligado, algunos aprovechan para hacerse de poder económico, político y social.

“Además de entretener, el periodismo también defiende y representa intereses que suelen estar mucho más cerca del poder económico que de los intereses de la gente” señaló Fernández Moore.

8.- No apto para protagonistas: La primera vez que publicaron una nota que yo escribí se la mostré a mis padres, a mis amigos, a la mujer que me gusta, a las que me dejan en visto, a los que tengo agregados en Facebook y nunca les hablo. De algo estoy seguro es que ninguno leyó una letra de lo que escribí.

Cuando me presento y digo de qué trabajo, las preguntas más comunes son “¿Y no sales en la televisión?” “¿Ya eres famoso?” “¿Quién te conoce papá?” Este trabajo no es para que te volteen a ver, para que sea protagonista, tú estás para escribir y contar lo que sucede, no para ganar seguidores, o admiradores.

“El único modo correcto de hacer nuestro trabajo es desaparecer, olvidarnos de nuestra existencia. Existimos solamente como individuos que existen para los demás, que comparten con ellos sus problemas e intentan resolverlos, o al menos describirlos” apuntaba Ryszard Kapuściński.

9.-Escibir con la playera: César Luis Menotti aseguraba que el periodista era un hincha más y por eso se le perdonaba que desconociera algunas cosas de futbol.  Yo creo que se puede distinguir entre lo que es ser veraz (jugaré mi carta de la Real  Academia Española en modo de ataque) “Que dice, usa o profesa siempre la verdad” y el ser objetivo (en la primera definición del mismo)” con independencia de la propia manera de pensar o de sentir”.

Al escribir, opinar, redactar, todo influye, pero hay hechos innegables que no se pueden quitar. A diferencia del aficionado, el periodista tiene una responsabilidad con el que lo ve, escucha o lee. Y creo que es importante discernir entre el amor por los colores al compromiso como profesional.

Cuando no escribes con pasión, con información y seriedad, es más probable que el aficionado tenga más credibilidad que tú.

http://img.futbolsapiens.com/wp-content/uploads/2016/12/clark-kent-daily-planet-01609x640-609x400.jpg

10.-Nunca serás Clark Kent: Tal vez nunca escribas el reportaje que cambie al mundo, es más, es probable que muchas de tus notas no pasen de algo fugaz que se lee una vez y no se vuelve a revisar.

O si tu nota llega a estar en portada, al día siguiente sólo servirá para madurar los aguacates. Dudo que te hagas rico como periodista, o que puedas llegar como un freelance y triunfar, (lo que sea que eso signifique) es más, es probable que por un tiempo estés metido en una oficina, mientras descargas notas de una agencia o reescribes notas de otras fuentes.

Diría Ryszard Kapuściński, “Lo ideal es ser lo más independiente posible, pero la vida está muy lejos de ser ideal”, pero esto no significa que  no puedas tener espacio para desarrollarte, seguir un ideal, porque en una época donde la información está al alcance de todos, la manera en que la presentes y te comprometas a hacerlo hacia la gente, determinará si te lee o no. Con la diversidad de voces que ahora pueden leerse, hacerlo con esa convicción es la única forma de lograrlo.

Con información de Jot Down, Periodismo Deportivo de Calidad y La Libreta de Van Gaal

  • Teseracto

    A diferencia de las personas que menciona, yo lo leí completo, por lo menos en este medio.
    No cabe duda que el periodista se debe al público que lo lee y a veces vemos a unos que de plano, sienten que ni el suelo los merece.

    saludos!!

  • Hugo Solo

    Clark Kent hacia notas fugaces; Luisa Lane era la de las notas de contenido y opinión…

    Desde que existe el periodismo y los diarios existen los mismos pecados que se mencionan, más bien creo que la labor periodística ha evolucionado y seguirá evolucionando hasta convertirse en un medio de expresión y opinión, inclusive de educación. La investigación y el reporte cada vez están más automatizadas; ya cualquiera con un teléfono puede reportar y crear archivo.

  • Ιερά σμήνος

    Interesante, sobre todo en un contexto donde cualquier futbolista, abogado, contador o apadrinado se hacen llamar periodistas.

  • Edgar L.

    Excelente Jesús.

    Un texto grato para leerse completo. Gracias.

    Saludos.

    • Jesús

      La idea era hacerlo ameno, descubrir el “agua tibia” sin despotricar contra nadie, gracias a todos los que leen y comentan.

      • Bukowski

        Deberías darle algunos consejos a tu tocayo Sanchez.

  • Baruch Vera

    Excelente artículo. Creo que las sugerencias son valiosas hasta para los YouTubers.

  • Rodrigo

    Muy buen artículo. En el punto sobre la preparación me vino a la mente lo importante que puede ser comunicarse en diferentes idiomas. Recuerdo haber leído de Alberto Lati que en alguna ocasión, en un evento Zidane se negaba a hablar en otro idioma, hasta que llegó él y le habló en francés, entonces Zizou accedió a decir unas palabras. Lo mismo con Marion Reimers y Lothar Mattahus en salón de la fama de Pachuca; Marion pudo sacarle la declaración a Matthaus porque era la única que hablaba alemán.