Antes de la redada en el Baur au Lac en Zürich, mucho antes de que FIFA fuera alcanzable por la justicia, Blatter olía a distancia que algún día dejarían de ser intocables. Se dice que los ganadores son los escriben la historia, y Blatter creyó que él era un ganador. En medio del culto a su propia imagen y a la de FIFA, el expresidente de FIFA quiso lavarse la cara de una vez por todas y vendernos la idea de que todos en la organización más poderosa del futbol son héroes pulcros de corte griego y suizo. FIFA quiso escribir su propia historia, pero falló.

United Passions es el ostentoso título de una película financiada en un 90% por FIFA. Si el título no les pareció lo suficientemente arrogante y prepotente, Blatter mismo propuso un par de nombres más para el filme: The Dreammakers y Men of Legend. La película tiene el “galardón” de ser la peor apertura de taquillas en la historia de Estados Unidos con unos grandotes $918 netos. Se dice que la película perdió aproximadamente 26 millones de dólares. Bah, cosquillas para Blatter.

Pero bueno, a lo mejor Estados Unidos no es el mejor lugar para estrenar una película de futbol, o de sus dirigentes, y es entonces tengo que citar al gran comediante inglés John Oliver ¿Quién haría una película deportiva en la cual los dirigentes son los héroes? Pues FIFA. La película es tan mala que Rotten Tomatoes le dio 0% de calificación.

El filme trata básicamente de la historia de FIFA y sus presidentes. En momentos parece un documental con actores baratos e improvisados. Jules Rimet es Gerárd Depardieu, que a pesar de su intento de hacer que United Passions sea una película seria, falla colosalmente. Joao Havelange es Sam Neill, quien proyecta al dirigente brasileño como un arrogante viejo y mañoso y la cereza irónica del retorcido pastel es el casting de Tim Roth como Sepp Blatter. Roth, es conocido por sus papeles de gangster (Reservoir Dogs), asaltante (Pulp Fiction) y supervillano (The Incredible Hulk), lo cual me parece un gran acierto del director de casting o una fatídica y comiquísima coincidencia.

Si en la introducción United Passions no les pareció bastante mala, esperen a ver escenas casi caricaturescas y ultra trilladas, en donde tenemos que ver a los federados como víctimas que tratan de reivindicarse y hacer lo que su moral les dicta. Como dije anteriormente, FIFA falló. Recuerdo particularmente tres o cuatro escenas en donde la FIFA no puede disimular decisiones autocráticas, posiciones incómodas, o implicaciones de corrupción.

Lee también   La utopía internacional del fútbol mexicano

Por ejemplo, cuando Jules Rimet y Enrique Buero, representante de la Asociación Uruguaya de Futbol en Europa, se reúnen y Buero le asegura que si se organiza una Copa del Mundo en Uruguay, nada le hará falta a FIFA. Y luego se ve como misteriosa y oportunamente Uruguay gana la votación organizada por FIFA para sede del mundial. Buero se convertiría luego en vicepresidente de FIFA.

¿O qué tal una de las primeras escenas? Donde los primeros líderes de FIFA viajan a Inglaterra a proponer a la inglesa y aburguesada FA unirse al nuevo proyecto internacional y son rechazados totalmente por los arrogantes ingleses. Esto en una clara cachetada de Zürich hacia una FA que siempre ha cuestionado los manejos sombríos de FIFA.

¿Y que me dicen de todo el asunto africano? En un viaje a Etiopía de Havelange y Blatter, un Federado africano anónimo se le aproxima a Blatter y le insinúa que si FIFA quiere el apoyo de las federaciones africanas, necesitan algo más que palabras (quieren dinero). En una nada sutil implicación de corrupción.

Sin embargo, Blatter es santificado y proyectado como el buen mozo. En una escena, Horst Dassler, ejecutivo de Adidas, le dice a Sepp que tiene que descansar pues se le ve exhausto. A lo que Blatter heroicamente responde que no descansará hasta que se juegue un mundial en África y que las mujeres de todo el mundo jueguen futbol. Todo esto mientras en el fondo, niños africanos juegan futbol con uniformes Adidas y toman Coca-Cola en el descanso en una propaganda descarada hacia los históricos sponsors de FIFA. Más adelante, Blatter ya es el presidente de FIFA, y amenaza al comité ejecutivo de que serán castigados si se ven envueltos en situaciones ilícitas.

Tengo sentimientos encontrados al recomendarles ver la película. Creo que todo Sapiens debería de verla para ver como NO hacer una película y para recordar como la FIFA falló terriblemente en lavarse la cara.

  • Mata-dor

    Suena bien esta película de comedia

  • El OA

    Por lo que he visto en opiniones en foros, esta película y ver una maratón de fin de semana de sabadazo es lo mEsmo, tengo entendido que si acaso recaudo $1000 dolares en un fin de semana en el gabacho :V y en rotten tomatoes tiene 1% de calificación xD aunque bueno… también en rotten tomatoes le pusieron 90% a la Rápido y Furioso 7

  • R2Rock

    Blatter se hizo su pelicula al mas puro estilo del Sr. Burns…

    • Baruch Vera

      Dirigida por el Señor Espílbergo!

  • Bateman

    La pelicula tiene una estrella en Netflix. No la he visto pero quiero saber si como ficcion es al menos una buena pelicula? La estan criticando por mentirosa o esta realmente mala?