Este 14 de diciembre cumple 69 años de existencia uno de los estadios más famosos del futbol mundial, el Santiago Bernabéu. No hablaré del aforo o del porque se le bautizó con este nombre, ya es de dominio público. En estás líneas les cuento como fue mi encuentro con la “Casa Blanca” para que conozcan un poco más del Santiago Bernabéu.

Primero conocí el estadio vacío en verano del 2015, me tomé el tour para conocer el estadio de Chamartín y su museo.

Un paseo por el Santiago Bernabéu
Un paseo por el Santiago Bernabéu

Aún se encontraba la camiseta del Chicharito en la pared del primer equipo cuando ya se sabía que no entraba en planes de los merengues. Sin duda la mejor parte del recorrido en el museo es la sala donde se encuentra las copas de campeones de Europa, 10 en aquel entonces. Una foto casi imposible de obtener por lo largo de la vitrina, es delirante verlas juntas, donde solo brillan ellas dentro de una habitación casi totalmente oscura.

20150811_132702

El recorrido cuesta unos 19 euros, la fila para comprar el boleto de ingreso era larga, hasta parecía que había partido, de hecho hay revendedores que te dan el boleto en 25 euros para que no tengas que formarte, me sentí en mi México lindo y querido. Solo en dos estadios he hecho una línea larga para adquirir mi entrada a un tour, el Camp Nou y este, el Bernabéu. El costo incluye un tour por todo el estadio, museo, palcos de transmisión, los tres niveles del inmueble y por supuesto lo que más nos atrae a los futboleros, pisar la grama y estar en los vestidores.

20150811_135725

Terreno de juego, Santiago Bernabéu
Terreno de juego, Santiago Bernabéu

20150811_131421Es un orgullo ver que el mexicano Hugo Sánchez aparece en muchos de los sitios del museo, sus Pichichis, zapatos, playeras y en sí variada memorabilia del ariete mexicano, es entonces que dimensionas lo que Hugo significa para la institución merengue.

Tuve que esperar un año para asistir a un partido en este recinto, pero valió la pena la espera porque no pensé en que fuera a verlo desde un sitio tan privilegiado, la aventura comenzó así en septiembre pasado:

Lo primero fue echarse unas cañas (cervezas) y comer algo antes de ir al estadio, es una tradición entre la gente de la ciudad, como lo es en la mayoría de las ciudades europeas cuando se piensa asistir a un encuentro. En lo personal los bares cercanos al estadio de Charmantín, no son mis favoritos. Prefiero, como muchos aficionados del equipo visitante, hacerlo en el centro de Madrid, allá por Puerta del Sol. El Museo del Jamón es un sitio excelente, sus precios razonables, sus largas barras y amplio espacio para la charla, son el lugar ideal para la previa.

Me tocó convivir de cerca con los aficionados del Sporting de Lisboa, la mayoría en estado etílico nivel dios. El número de aficionados era alto, tomaron completamente el centro de Madrid, y en el metro, de camino al estadio, me tocó un convoy lleno de lisboetas y una diosa portuguesa, hermosa.

Un paseo por el Santiago Bernabéu
Aficionados del Sporting de Lisboa tomando la Puerta del Sol en Madrid

Del centro de Madrid al estadio, no se hacen más que 25 minutos en metro, al salir de la estación Santiago Bernabéu, el estadio no llama demasiado por fuera esa pinta como del Jalisco o el Azteca con una cara gris por tanto cemento, como si fuera un estadio en obra negra, por algo pronto sufrirá una necesaria remodelación.  Pero por dentro es exquisito, ese color azul predominante y un impecable rectángulo verde aterciopelado. Me tocó presenciar el encuentro en un sitio privilegiado, uno de los palcos VIP en el Restaurante El Asadero que se encuentra cercano a uno de los tiros de esquina por el acceso 44.

Lee también   Brasil 2014: la ingeniería alemana

Un palco con un hospitality de primera, el costo (para los que lo pagan) es de 700 euros por un partido, unos $15,000 pesos, incluye todas las bebidas disponibles; vino tinto, champagne, whisky y cervezas y otros licores de manera ilimitada, desde una hora antes del encuentro y hasta 40 minutos después del final. La comida para acompañar tu bebida es variada y para todos los gustos; paella, boquerones, tortilla española, pulpo, jamón serrano, jabugo, y el suculento ibérico de bellota. Me recriminé el no llevar el clásico tupper Godínez o aplicar la envoltura servilletera para hacer un itacate. Un momento de lucidez me recordó la persona tan fina que me invitó y que no había que hacerlo ver mal y que ambos quedáramos en la lista negra de tan elegante palco.

20160914_225429

Santiago Bernabeu palco el Asadero

Todo aquello importó poco cuando salió la enorme bandera de la Champions League y se pidió silencio en el sonido por el himno de UCL. No les voy a mentir, el nudo en la garganta era incontenible, me di cuenta que aún para los compañeros de palco que habitualmente asisten al estadio, era un momento emotivo y que surtía el mismo efecto, a más de uno le brillan los ojos al final de semejante pieza musical y con estadio lleno.

No soy del Madrid en absoluto, pero soy gente de futbol y como tal, el estar presente en un partido de Champions, en un palco VIP con una copa de un buen melot en la mano y 3 ya en mi sistema, fue irreal. Cualquier lugar en el estadio hubiera sido maravilloso, en el sitio que me encontraba el resultado me importaba poco, mucho menos con semejantes edecanes flanqueando la barra y la puerta de acceso entre el palco y los asientos.

Eso sí, no quería que ganarán los merengones de preferencia y por poco sucede. El Sporting le hizo partido y hasta el 88′ tuvo en sus manos un resultado histórico, pero un golazo de Cristiano y uno de Morata en el 90+4 le dieron la vuelta al marcador. El 25% del aforó ya había abandonado el estadio antes de que el primer gol del Madrid llegara, muy al estilo mexicano de salirse antes de que pite el árbitro, por el tráfico, para salir primero, en fin no cabe duda que heredamos mañas de ellos. Pero en el futbol, lo decía Don Fernando Marcos, el último minuto, también tiene 60 segundos y bastantes aficionados se perdieron la remontada.

Un recinto que tiene la distinción de estadio 5 estrellas pero que a mi parecer le falta mucho para serlo, llegar en auto es un parto y la fachada nada del otro mundo. Me parece que habrá que ir a visitarlo después de que le den su ‘chaineadita’ y entonces tal vez esté a la altura de un 5 estrellas como el Juventus Stadium.

Por hoy, felices 69 años Estadio Santiago Bernabéu.

Acá una foto de la maqueta de como se vera el estadio del Madrid remodelado.

20150811_132945

 

  • Jesús

    Yo tampoco soy simpatizante (¿Sería el término correcto?) del Real Madrid, pero es innegable que ese estadio tiene su historia y que muchos pisaron y pisarán en esa cancha son algunos de los personajes más relevantes en la historia del futbol.
    Jugaran para el Madrid o en su contra.

  • cReWoOd

    Me tocó ir en Marzo del 2015, dos semanas antes del Gol del Chicharito al ATM en Semis de Champions, el Tour es increíble, es el 2do museo mas visitado en España, para mi que soy Madridista fue un éxtasis, la sala con las 10 Copas de Europa es de locos, tardé como 5 horas en recorrerlo, casi le di play a todos los videos, se agotó toda mi pila y memoria de la cámara, de mi celular y el de mi esposa. No tuve la suerte de verlos jugar en el Bernabeu, pero el fin se semana siguiente estuve en Barcelona y me toco ver em el Camp Nou EL CLASICO, 2-1 para el Barca. Gol de CR7 y grité como loco, claro, con mi respectiva “collejada” por atraverme a gritar el gol entre los Cules.

  • Mauricio Colmenero

    es un estadio increíble, no de buen ambiente, pero su museo, tour e instalaciones son de lo mejor que he visto en Europa

  • Patricio Bretón.

    Cumplo años el mismo día y mi hermano el mismo día que el Estadio Azteca, coincidencia??? lo dudo. Que ganas de ver cualquier partido de Champions de local de un grande.