¿Y si gana Grecia?

y_si_gana_grecia

Empezaría mi columna alardeándoles de que la escribo desde Suiza, que son las dos de la mañana y que en mi hotel de tres estrellas no hay Internet, mucho menos fax y que, como soy un periodista jodido incapaz de prever las maravillas de la banda móvil, no me quedó mas remedio que dictarle a mi novia palabra por palabra, coma por coma de este texto que ahora mismo leen y dudo mucho quieran terminar.

Para los que lleguen al segundo párrafo, daré por hecho que todas estas vicisitudes de índole personal les valen un rábano, así que entraré de lleno a la materia, aparentando que escribo desde mi oficina en solidaridad a ti que tendrás que medio ver la Euro en la TV de la oficina, o que, maldita tu suerte, te toca examen final justo a la misma hora que el Holanda-Italia.

Una de las aficiones preferidas de periodistas y fanáticos es hacerse los genios y pronosticar quién es el favorito. Ojeo las revistas y me detengo escéptico en la foto de siempre: un pedazo de historia que más bien parece una de esas jaladas de Hollywood que nunca pasan en la vida real. Cuatro años después sigo sin asimilar que Grecia ganara la Eurocopa y por dignidad me abstengo a mentirles quién está ahora para campeón.

Lo único que puedo asegurarles es que Inglaterra, para variar, no llegará ni a la final. Y que las casas de apuestas romperán récords de ingreso porque ahora todo mundo sabe que puede hacerse millonario de chiripa gracias a Austria, Rumania, Polonia, Rusia o Turquía.

España lo tiene todo: es el único cuadro que luce sólido en cada una de sus cuatro líneas, pero tiene un problema ineludible: es España. Lo mismo ocurre con Alemania, pero al revés. Exhibe fragilidad en portería, defensa y media… pero tiene una ventaja envidiable sobre todos los demás: es Alemania.

La tan fabulosa como impredecible Euro empieza mañana y por doquier nos rezan la misma cantaleta de siempre: “es como un Mundial sin Brasil, ni Argentina”. OK, pero también sin Túnez, ni Arabia Saudita, ni Trinidad, ni toda la paja que tenemos que chutarnos en la primera fase de las Copas del Mundo.

Ultimadamente, echaremos de menos solamente a Argentina, porque Brasil tiene su representación desparramada entre los portugueses Deco y Pepe, el turco Aurelio, el alemán Kuranyi, el polaco Guerreiro, el suizo Gelson, el español Senna, y párale de contar porque al croata Eduardo le rompieron la pierna.

Y eso por no hablar de los africanos, que por ahí de 2024 tendrán a sus mejores exponentes jugando para España, Italia, Francia, Alemania e Inglaterra. Hijos de inmigrantes que hoy son niños o ni siquiera han nacido y que, con los mismos derechos y oportunidades de los demás, aprovecharán sus dones genéticos para acaparar varios puestos en las selecciones primermundistas.

Parece que en unos años, esto se pondrá aún más divertido. Mientras tanto, si llegaste hasta aquí, déjalo todo y prepárate ya. Mañana es el gran día.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web

  • POLO

    Si, realmente fueron los mejores España y Alemania…

  • jacobo frontana

    Para esta Euro 2012 pinta otra final entre Españoles y Alemanes, donde España se ve aún más fuerte que la de hace 4 años pero también esta versión Alemana luce bastante imponente y no por el simple hecho de ser Alemania que eso ya es mucho decir pero porque linea por linea son fantásticos…. viva la euro !!!