Born in the USA

born_in_the

Veintitrés nombres. 23 apellidos. Cero novedades. La de Eriksson parece una convocatoria cualquiera hasta que Guillermo Cantú, ese personaje que siempre se sienta a su lado y que jamás sale en las fotos porque nunca nadie le pregunta nada, se hace del micrófono: “Sólo para informarles que Francisco Torres del Pachuca también fue invitado, pero prefirió a los Estados Unidos.”

Lo que no aclara el disque director de Selecciones Nacionales es que el sueco de al lado no sabe ni de quién está hablando, que la noche anterior le avisaron por celular que al tal Torres lo habían vuelto a convocar los del norte y que, en un mexicanísimo intento por resolver el asunto, llamó al joven al cuarto para las doce para inventarle que Sven lo había incluido en su lista. Ya se fueron Hugo y La Volpe, Cuauhtémoc y Carmona. Y de la Torre… Pero Cantú sigue ahí, acumulando despropósitos desde la comodidad que brinda el ser insignificante para los medios y para el aficionado. Si bien sus pobres méritos y peores cuentas son tinta de otra columna.

A partir del anuncio, algunos convierten a Torres en el enemigo público número uno. Presas del fanatismo y la xenofobia que sólo pueden inspirar los Estados Unidos, ignoran que nuestra promesa tiene todo el derecho de representar al país que lo vio nacer y crecer durante 16 años sin por ello convertirse en traidor a su otra patria: la de su padre, y en donde vive felizmente desde 2003.

Más allá de las vísceras de los intolerantes, para el resto la decisión del mediocampista resulta inadvertida, cuando no irrelevante. 22 partidos en primera, 13 de titular y demasiada desesperación por ser convocado, sus débiles argumentos. ¡Claro! Con lo que hubiera desentonado el pobre de Torres entre consagrados monstruos del tamaño de Arnhold Rivas, William Paredes o Jonathan Orozco (que no Michael), quienes sí fueron examinadas por Eriksson.

No sé si llegará el día en que lamentemos haberlo ignorado. Lo bueno es que Francisco Torres no es nadie, y mientras no lo sea, nos mantendremos tan chichos. Lo cierto es que Estados Unidos tiene rato evidenciándonos dentro de la cancha y ahora también, fuera de ella.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web