El hilo negro

el_hilo_negro

Como no hay nada qué escribir, se ha vuelto el tema de moda: nuestra liga no ofrece espectáculo. Recurrir al cliché los convierte en periodistas serios, frontales, analíticos. Mi pregunta es: ¿Apenas se dieron cuenta?

Permítanme informarles que el Apertura 2008 no ha sido peor que los quince anteriores. El promedio de goles es similar, la cantidad de partidos digeribles idéntica, y la irregularidad de los equipos es la misma de siempre. Lo bueno es que al fin hemos descubierto que la liga mexicana, esa que un periódico insensato bautizó como la mejor del continente, es en realidad una basura.

Pero ya viene la liguilla y con ella el espectáculo ¿no? De hecho, por culpa de la maldita liguilla, las 17 semanas previas son insufribles, pues el torneo regular se reduce a una sosa etapa de clasificación. No voy a negar que a mí, como a todos, me emocionan los partidos a muerte directa, donde al final sale campeón cualquiera; y para eso hay instancias: en el mundo del futbol civilizado se llaman torneos de copa.

La liga es otra cosa. Y debe jugarse de agosto a mayo. El que más puntos sume tiene que salir campeón, los dos siguientes de la tabla han de acompañarlo a la Libertadores, el cuarto y el quinto irán a la Sudamericana, y los tres peores al descenso. La fórmula del anhelado espectáculo es así de sencilla: libre de liguilla, de tabla porcentual y de Interliga. Sin torneos cortos, ni cambios de sede, o filiales que obstruyan las plazas de ascenso.

Necesitamos el equilibrio y la certidumbre de tener equipos grandes y equipos chicos. Los cuatro grandes siempre saldrán campeones y el resto se conformará con calificar a los torneos continentales, o ya de perdis, salvarse del descenso. Así funciona en todos lados. ¿Por qué seremos tan diferentes?

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web

  • franciss Ortega

    que buena pregunta, por que somo diferentes a las demas y mejores ligas del mundo?
    sinceramente no encuentro ni una sola buena razon ¬¬’

  • Cesar Jacome

    Tres años después hay quienes siguen defendiendo la mediocridad de la liga mexicana y la aberración que es la liguilla. Igual sigo sin entender ni encontrar una sola buena razón