El Pasillo

el_pasillo

¡La neta, qué padre les salió! ¡Qué civilizados! ¡Qué bonita tradición! Ahora, ya entrados en copiarle descaradamente a la niña lista del salón, bien podríamos fusilarnos algo más allá de sus lindos márgenes en color rojo carmín.

¿Qué tal si empezamos por plagiarnos su sistema de competencia? No es tan complicado como parece: el mejor sale campeón y el peor desciende. Los que quedaron abajito del líder, reciben el premio de calificar a los torneos internacionales¬; los que terminaron arribita del colero, bajan con él por ser igual de maletas.

Para enfrentar la alarmante sequía de futbolistas nacionales, quizá sería bueno reactivar nuestras divisiones inferiores, simulando lo que hacen por allá. Bastará con aumentar considerablemente el número de ascensos y descensos entre Tercera, Segunda y Primera A. Además, las aisladas aficiones y jugadores de esos equipos podrían ser integrados a la fiesta mediante un emocionante torneo de Copa, igualito al de aquellos: así, nadie extrañará Liguillas, Superligas, Interligas, ni demás adefesios.

Ya si aspiramos a sacarnos un 10 en lugar del panzazo, bien haríamos en sacarle fotocopias a los apuntes de esa niña que tanto nos gusta. Descubriríamos que ahí nadie debate sobre la españolidad del argentino Pernía ni del brasileño Senna. Que los equipos llamados grandes son Grandes en serio y ejercen ganando allá por donde se paran. Y que el resto de clubes al menos enaltecen sus colores, salvaguardando de publicidad los alrededores de su sacrosanto escudo.

Sí: el futbol sapiens tiene sus encantos, y hay un montón de detalles que podemos aprenderle nosotros los neandertales. Claro que… imitar la mamada del pasillo es lo más fácil de todo.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web

  • David Herrera

    Ah, que buena columna, Barak. Me pregunto porqué nadie ha dejado ni un comentario.

    Me gusta mucho tu página y sobre todo como escribes. Aqui me tienes leyendo todas tus columnas. Ya casi termino.

    • Barak Fever

      Mil gracias, David. Lo que pasa es que esta columna fue previa al lanzamiento del blog, entonces se subió como varias otras directamente al archivo. Un abrazo.