Miami Dolphins Number 1

miami_dolphins

Si de por sí nadie me lee, menos lo harán el penúltimo día del año. Si cualquiera se atreve a escribir de futbol sin saber ni papa, ¿por qué no puedo hablar yo de futbol americano? Si de todos modos no me pagan, entenderé que la columna de hoy sea gratis. Lo importante es que Miami consumó el milagro de meterse a Play Offs.

Como tantos otros fui un pobre chico abandonado por el matrimonio de Don y Dan. Si bien la última vez que llegaron al Super Bowl yo estaba más preocupado por comer papilla, la niñez me aguardaba célebres tardes domingueras acompañado por las recepciones de Clayton y Duper, sin obviar las patadas de Stoyanovic.

Los especiales de Tele Guía y Deporte Ilustrado que salían en agosto me engatusaban año sí, año también apostando por Miami para llegar al Super Bowl… y al final siempre perdíamos contra los putos Bills de Buffalo. Teníamos al más grande coach y al mejor quarterback, pero a la peor defensiva y al más patético de los ataques terrestres.

Cuando por fin pudimos presumir a la mejor defensiva y al máximo corredor de la liga, ya habían pasado algunos años: los suficientes para que Dan Marino confiara sus múltiples records al mal cuidado de las nuevas generaciones, mientras Don Shula ya se dedicara a estafar a su acaudalada clientela con sed de carne. Sin ellos dos nos convertimos en el hazmerreír de la NFL.

El resto lo sabe cualquiera al que le importe y sobre todo, conozca el deporte mucho mejor que yo: un fanático de cuna que prefirió al Barcelona y que, como ahora trabaja los domingos en el soccer, ya no tiene tiempo para el americano. Un villamelón que celebró la victoria sobre los Jets de Favre como si al menos fuera capaz de nombrar a diez jugadores del heroico roster.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web

  • Anónimo

    lool