Sí: No soy romántico

si_no_soy_romantico

Nunca entendí bien por qué José Ramón solía afirmar que los Juegos Olímpicos eran mucho más que la Copa del Mundo. Tal vez algún día tuviera la ocasión de estar en ambos, podría compararlos y descubriría esas sutiles diferencias que nunca percibí en la tele y que dejaban tan chiquito a mi venerado Mundial. Bueno, ya estoy aquí… y sigo buscando.

Será el horario exactamente alrevesado de las competencias respecto a México. Será que en nuestra delegación no tenemos un solo atleta que domine a sus rivales o magnetice a nuestra gente a la usanza de los ídolos. Será que nos gusta ver a equipos vestidos de verde y no calificó ninguno. Será que nuestra mayoría joven apenas vio una medalla de oro desde que utiliza la razón.

Será el sereno o mi absurda percepción, pero la mayoría de la gente prefiere el Mundial. Ocurre en México, donde cada 25 años somos los mejores en algo, y ocurre en países con mucho mejor panorama deportivo, ahí donde los chavos tampoco apagan el Wii ni para ver lo que se supone, es la mayor celebración de la humanidad.

Tantas competencias a la vez, tantas medallas al día nos dejan siempre con la sensación de no haber visto nada. Proliferan deportes cremosos y huérfanos del mínimo atractivo visual que sólo sobresaturan los Juegos. Porque para el COI el golf es elitista, la equitación no. Según los eruditos encargados de verificar a los deportes con el holograma olímpico, el beisbol no se practica en suficientes partes del mundo… la vela sí.

En lugar de tipos tirando con rifle o pistola en nombre de Zeus, yo preferiría ver a Alonso, Hamilton y Raikkonen peleando por una medalla en igualdad de condiciones. O a ligamayoristas de Estados Unidos, Japón y República Dominicana dándose de palos por el oro. Seguro que muchos países se emocionarían con la inclusión del rugby y del cricket, y nosotros agradeceríamos verlos disfrutar como locos.

Los Juegos Olímpicos de mis sueños sí son mucho mejores que un Mundial. Ni siquiera necesitan al futbol para convertirse en la verdadera Meca del aficionado deportivo. Si convencieron a tenistas y basquetbolistas, se debe poder hasta con los boxeadores. Es cuestión de mucha voluntad. Y de abrir los ojos.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web