Tan sólo un resbalón

tan_solo_un_resbalon

John Terry tenía que ser el héroe. El símbolo de un Chelsea que lo ganó todo menos la Champions League, el capitán que salvó con el más oportuno de los cabezazos el gol de Giggs, el que habló antes que nadie al término del tiempo extra para apuntarse como el quinto ejecutor de los tiros penales. Cuando falló Cristiano Ronaldo, Terry se vio anotando el penal de la victoria. Desde el lunes lo había decidido: fuerte y bajo, al lado derecho.

Cuando llegó el momento, caminó sereno hacia el punto penal, escupió sin saliva, se acomodó bien arriba de la manga el gafete de capitán con el que levantaría la primera Champions de su Chelsea, esperó con las manos en la cintura la posición de Van der Sar, dio tres zancadas, atoró firme su zapato izquierdo en el húmedo césped y dejó muerto al portero holandés, quien se lanzó al otro lado.

Cobró con tanta frialdad que aún le tomó un par de minutos calentar su sangre y asimilar la gloria entre los abrazos y las torpes caricias de sus compañeros. La foto en donde festeja junto a Frank Lampard quedará tatuada en nuestras mentes. El mediocampista se lo había prometido a su recién fallecida madre y cuando anotó el gol del empate supo que Moscú tendría un azul desenlace. Así estaba escrito desde el inicio.

Y hoy me acuerdo como tantos otros aficionados y periodistas en todo el mundo, del pobre Mourinho y lo mal que se la debe estar pasando mientras Avram Grant cosecha su siembra. Otros tantos ironizan en los periódicos que el técnico israelí haya igualado en seis meses de trabajo, la colección que le llevó a Sir Alex Ferguson 22 sufridas temporadas: una Copa de Europa.

Pocos reparan en Ten Cate, el asistente de Grant, que suma ya dos Copas de Europa en tres años. La mayoría no tiene piedad con Cristiano Ronaldo, ahora miembro honorífico del club de estrellas incapaces de sumar títulos colectivos. Otros van más allá, y le arrebatan al villano de la Champions sus credenciales de favorito para ganar el Balón de Oro. Nadie en absoluto se cuestiona: ¿y si Terry se hubiera resbalado?

Un resbalón lo cambia todo. Te hace perder a la mujer que amas, te deja en muletas justo dos días antes de vacaciones, te hace fallar un penalti que transforma la historia. Y entonces lo darías todo a cambio de regresar a ese absurdo instante; para evitar la tentación de la rubia que te hizo resbalar, fijarte ahora sí en el escalón donde tropezaste, enterrar bien el pie de apoyo antes de lanzar el penal más importante de tu vida… y la de miles de fanáticos.

Terry y los seguidores del Chelsea no podrán escapar nunca de ese recuerdo. Nosotros sí, porque los accidentes se difuminan rápidamente entre los no implicados. Hoy ya hemos olvidado quiénes estrellaron los dos balones en los postes de Van der Sar ¿o fueron tres? Bastará una nueva final para que el detalle de los postes se haya evaporado. El resbalón de Terry, tan fresco hoy, pronto cederá ante el solitario recuerdo del Manchester campeón y tres, tal vez cuatro de sus figuras. Ni siquiera el nombre del accidental subcampeón podrá salvarse de nuestra memoria traicionera.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web

  • TheDonKilluminati

    Ohhh!! simon, recerdo ese momento, yo le iba al Chelsea en ese partido. Lamentaba el perderme el partido, pues eran horas laborales.
    En ese dia regresando al trabajo, pues ya habia terminado la hora del lonche, nos sorprendió ver en la television de un pequeño restaurante, que el partido estaba en panaltis!!!
    Puta madre!!! Yo y mis compas nos pusimos a ver ese momento, no nos podiamos perder eso, nos valió la “checada” de la entrada. Yo deseaba ver al Chelsea campeon ( y a CRonaldo llorando XD).
    Y simon, no podia creerlo, pinshe Terry, ni pedo, pobre vato, que momento, que impresión, chingao.
    Saludos desde Tijuana.

  • Alejandro Ponce

    Que triste recuerdo, el equipo azul de mis amores, la final mas importante de nuestras vitrinas, esperando un hueco que nos enorgulleceria por siempre, no pudimos… El cesped ruso nos jugo una mala pasada, el capitan Terry, el desolado Frank, nos partimos el alma, y no fue suficiente… De esas cosas que da el futbol y no se olvidan, un resbalón nos separo de la GLORIA, de la orejona anhelo nuestro, capricho de nuestro presidente, pero aqui estaremos como todos los años, esperando nuestro momento, cuando sea hora de levantarla, y si mi estimado Barak, me hiciste llorar…

    • Barak Fever

      Una de mis columnas favoritas… ya les llegará la hora.

      • Alejandro Ponce

        Y nos llego. ¡Por fin campeones de Europa! En el momento que tal vez menos la merecíamos, empezamos jugando la temporada como los dioses, llegamos con una mala racha, nos deshicimos del caballo negro en un partido épico en Stamford Brigde, le ganamos al favorito con sabor a revancha (pobres culés), y cuando eramos el David, vencimos a Goliat! ¡Grande Drogba!, ¡Grande Cech! ¡Grande Terry y Lampard! ¡Chelsea CAMPEÓN!

  • polo

    HOLA BARAK, SON LAS 2 DE LA MAÑANA, ANDO TOMANDO UNAS COPAS CON UNOS COMPAÑEROS Y ANDO REVISANDO TUS COLUMNAS QUE SON FANTASTICAS, SOY UN GRAN ADMIRADOR DE TU TRABAJO, SALUDOS Y ENSERIO QUE COMO ME GUSTA LEER TUS COLUMNAS QUE ME HACEN RECORDAR LOS GRANDES MOMENTOS QUE HAN PASADO EN EL FUTBOL, SALUDOS Y SIGUE IGUAL…

    • Barak Fever

      Muchas gracias… lo que hace el alcohol!! Un abrazo.

  • Luis

    Tsss la desilusion que causa un capitan en el momento de hacer historia para tu equipo la riegas gacho
    saludos soy el wey de 12 años
    Saludos desde Tijuana