Y ahora resulta que Raúl era el salitre

y_ahora_resulta

Durante unas cuantas temporadas sobrevivió gracias a su pasado: el del mejor jugador español de los últimos tiempos, el gran goleador del Real Madrid, el tres veces campeón de Europa. Un día dejó de hacer goles de cuchara, al cabo de un mes ya ni de rebote las metía. El ‘7’ de su espalda se había convertido en un dorsal honorario para un jugador que parecía acabado.

Pululaba sin descanso fuera del área, se borraba durante partidos enteros, y aún así las cuatro letras de su nombre le alcanzaban para mantener un puesto vitalicio en la selección española. ¿Y cómo no? si era su máximo goleador de todos los tiempos.

Así desfilaron Francia 98, Holanda-Bélgica 2000, Corea-Japón 2002, Portugal 2004 y Alemania 2006: con la furia española yéndose a dormir temprano a casa agarradita de la mano de Raúl… justo cuando la fiesta empezaba a ponerse buena. Fue entonces cuando al técnico de la selección en turno se le ocurrió quitarle la beca sin previo aviso. A ver qué pasaba.

Veterano desde los 26, Raúl González ya no podía comerse al mundo con la voracidad de sus 17 años, pero nunca dejó de tener hambre. Y su mejor futbol reencarnó de un día para otro. Ya no volvió a meter esos entrañables goles de cuchara, pero recuperó la chispa, el olfato y hasta la velocidad. Otra vez ganó títulos.
Raúl se olvidó de su esposa y se acordó de él mismo. En lugar de besar el anillo atorado en el anular izquierdo, como solía hacer en sus tiempos de vaca sagrada, prefirió festejar sus anotaciones estirando los pulgares hacia la espalda; con el egoísmo del delantero que ignora que el gol también es de quien roba el balón, del autor del pase, de aquel que arrastra la marca, de todos.

Susceptibilidades aparte, se trataba de un gesto reivindicativo. Era gritar hasta Hortaleza para avisar que ahí continuaba. Ahora más fuerte, más ganador, más maduro: “Rauloaded”. Por primera vez en su carrera la silueta de Raúl amalgamaba pasado y presente. Pero ni por esas. El viejito de la selección se puso necio y mantuvo al profeta desterrado en plena Euro.

Lo que pasó después ya lo saben: España volvió a jugar una final 24 años después y bla bla bla.
¿Moraleja? La cantaleta de todos los jefes: nadie en ningún lado es imprescindible. No importa lo bueno que seas, ni lo genial que hayas sido… siempre habrá gente dispuesta a olvidarte y a hacer que te olviden. Raúl los mira por la tele.

Barak Fever ( barak )

Perfíl Futbolsapiens: Barak Fever
Sígueme en:

Desde la web

  • Memo Löw

    de haber sabido que futbolsapiens existia desde 2008 no hubiera perdido el tiempo en las otras paginas de futbol… sencillamente tienen de todo, van en camino a ser los mejores!

    • Excelente pagina, humor, noticias, resultados, calendarios, columnas, imagenes , secciones interactivas, debates, lo que detesto y no comprendo es el espanholismo tan exacerbado, RECUERDEN TODOS ANTES DE 2008 ESPANHA NO ERA NADA!!!
      y seguramente Espanha seguira siendo potencia, pero apuesto que despues de 2014 Espanha desaparece

      • Luis Ibarra

        La profecía se cumplió…