Se volteó el Corregidora


POR: JOSÉ FRANCISCO PÉREZ BARRÓN
Ganador del Rincón Sapiens – XXXVI edición

Nunca lo podré olvidar, ese día quedará marcado en el futbol y en la afición queretana…

Fue impresionante lo que pasó en el estadio Corregidora de Querétaro, pero no salió en las primeras planas de los diarios, no hubo cápsulas especiales en los programas deportivos, ni tampoco fue un tema para hablar largo y tendido, ¡no!, afortunadamente lo que pasó en el hermoso inmueble queretano se quedo aquí, en la memoria y el corazón de esta afición y en los jugadores y cuerpo técnico de Japón.

Nadie lo hubiera imaginado al llegar al estadio, desde la entrada parecía que El Corregidora se teñiría de verde y amarillo y que la samba sería el ritmo del partido. Se jugaban por cierto, los cuartos de final entre Brasil y Japón del Mundial Sub-17.

Al principio esta hipótesis resultó cierta ya que la gran mayoría apoyábamos a Brasil y abucheábamos los pocos pero constantes gritos de los que estaban con Japón…en ese momento. El primer tiempo fue malo, un gol de Brasil fue la única emoción que tuvimos, además de ver como poco a poco se fueron llenando las tribunas.

Para los primeros minutos de la segunda mitad, las cosas no cambiaron mucho, Brasil aumentó su ventaja en dos ocasiones en gran parte gracias a sus individualidades. Japón jugaba de manera “inocente”. Sin mucha idea se lanzaban al frente y cuando lograban armar una jugadita, la zaga amazónica los regresaba.

Brasil jugaba sistemático, aburrido, soso, y Japón no tenía idea pero tenía mucho corazón. Transcurrió el partido y poco a poco las cosas comenzaron a cambiar, el juego colectivo de Japón rindió frutos cerca del final cuando ya todos creíamos que Brasil entraría caminando a semifinales; al minuto 76 cayó la primera diana para los Samuráis provocando un espectacular grito de ¡gooooool!.

Para ese momento la afición se había dividido cincuenta y cincuenta, pero el apoyo a Japón se sentía más fuerte, con más empuje, con más… Simplemente a la “Queretana”. Llegó el minuto 88, Brasil se encontraba borrado del mapa, pedía la hora, hacía tiempo…¡Sí!, Brasil pedía el final del partido contra Japón, algo digno de Oliver Atom y los Supercampeones; en cambio los guerreros orientales se echaban a la bolsa a la afición queretana, como recordándoles el amor al equipo de casa y así, con más corazón que idea, se fueron con todo y ¡lograron el segundo goooool!.

¡Qué momento más espectacular!, creo que…¡se cayó El Corregidora y muy rápido lo volvimos a armar! La voz del estadio en ese momento era una sola: ¡Japón! ¡Japón! ¡Japón! Lo intentaron una vez más, buscaron hasta el final el gol que les diera treinta minutos más en el mundial y a nosotros treinta minutos más de un equipo con mucho corazón. No lo lograron. El final del partido fue sencillamente emotivo: Todo el estadio volcado, aplaudiendo, vitoreando a los que estaban tendidos en el campo, ¡a los que habían dado todo!

Brasil se fue rápido al vestidor, no quedaba ya nadie con quien pudieran festejar su pase a semifinales.

Pero ellos, los que perdieron en la cancha, no se fueron, y aún con el llanto de la derrota sacaron una manta con una leyenda de agradecimiento a sus nuevos amigos, le dieron la vuelta al campo y con ese corazón, el mismo con el que casi alcanzaban a Brasil, hicieron una reverencia a la toda la tribuna. ¡Qué increíble muestra de humildad, respeto y cultura!

Ese día, en ese momento, entendí su conocida leyenda del Ave Fénix, y solo eran niños de 17 años. Sobra decir que más de uno teníamos el nudo en la garganta mientras nos “caíamos” en aplausos.

Así terminó la Copa del Mundo sub 17 en Querétaro, y me quedo con un excelente partido de futbol, que dejó demostrado que a esta afición le fascinan los equipos con garra, con coraje, con corazón.

No cabe duda que por algo el futbol es el deporte más bonito del mundo, te regala sensaciones, enseñanzas, amigos, miles de cosas buenas. Si no me creen, pregunten a la afición queretana si algún día olvidará a los Japoneses que “Voltearon el Estadio Corregidora”.

Rincón Sapiens ( rinconsapiens )

Perfíl Futbolsapiens: Rincón Sapiens
Sígueme en:

Desde la web

  • CARLOS

    exelente columna, me emociona saber lo q provoca el futbol…FELICIDADES AMIGO QUERETANO

  • Cesar Jacome

    Muchas felicidades al ganador!. Ese partido estuvo muy emotivo y fue una digna catedra de como jugar y ponerse a la altura de las circunstancias en base al corazón y la garra.

  • D

    Creo que es una de la sensaciones más bonitas del fútbol. Yo sin irle al San Luis, recuerdo con mucho agrado ese partido contra el Atlas que los salvó del descenso en el último minuto. Una historia similar a esta…

    Felicidades amigo.

  • Issac MM

    sin duda que el Mundial en México fue una grandísima experiencia, aunque fuera sub-17. Buen texto, felicidades!

  • Saúl

    ese fué un partido épico, yo lo viví en el Corregidora y nunca olvidaré lo sucedido aquél día.
    P.D: Hay un error de logística en el artículo, si empataba Japón no iba a ver 30 minutos más de fútbol ya que habría tiros desde el punto penal en caso de empate al finaliza los 90 minutos regulares.

  • Pablo Angel Ibarra

    Excelente juego de Japón estuve al borde de las lagrimas por la emoción, el jugador japonés Soya Nakahima tomo toda la responsabilidad de su equipo ojalá pronto veamos a estos chavos en los mejores equipos

  • aLdOgOrO

    Muy buen texto muy emotivo… peor me gustaría ver la manta que desplegaron los nipones no tienes algún link de una foto o vídeo? seria cerrar con broche de eso…

  • Excelente columna! Un gran recuerdo sin duda alguna. Es un Rocky moment de verdad.

  • Rol

    Esa tarde estuve en el estadio… Y no puedo describir de mejor manera lo que sentí… Felicidades por tu texto!!

  • Maris y Paco.

    Muy emotiva la narración, en ella se refleja que el futbol puede generar !Más que torneos internacionales!, puede motivar actitudes superpositivas que forjan en los jóvenes el carácter, la responsabilidad y las ganas de triunfar en cualquier situación. Amigo Queretano, Felicidades.

  • Toño

    me gusto la columna me identifique con ella algo parecido paso eso en Guadalajara en el partido brasil vs costa de marfil al partido mas o menos como lo contaste la gente mayoria con brasil pero transcurrio el partido y se cambio eso hacia costa de marfil perdieron ellos pero al final se fueron al medio del campo a agrader al estadio y tambien al momento de entrar a los vestidores

  • Jose

    muy buena me gusto mucho

  • armando gp

    muy buena me gusto mucho, además me identifique con algo parecido que sucedio en Torreón, pues un grupo de muchachos hizo la POU (porra oficial de Uzbequiztan) y todos los juegos los apoyaron con todo, mandaron hacer camisas y una megabandera,, fue tanto el apoyo que el DT de Uzbequiztan declaró que sin el apoyo de la porra nisiquiera hubieran pasado de la fase de grupos,,

    Ojalá nos toque vivir otro mundial juvenil, se ponen muy bien

  • Muy buen escrito, ya hace un rato que el rinconsapiens se había vuelto solo fantasía, pero este me pareció muy bueno.

  • FSCHM

    Si que fue un partidazo, tienes toda la razón. Muy bien escrito también, felicidades.

  • ruben domínguez

    Muchas felicidades, fui a otros juegos del sub 17 en Querétaro y es una lástima para mí que no pude ver este partido en especial.
    Otro punto que no puedo dejar de mencionar es que un porcentaje considerable de los aficionados de los partidos realizados en Querétaro, eran potosinos que realizaban el viaje de dos horas. Lo cual me dejó un grato sabor de boca de como a través de este mundial, dos aficiones que de verdad son odiosas entre sí, pudieron disfrutar unidos del verdadero sentido de este deporte.

  • Carlos

    Buen artículo, yo estuve ahí y puedo confirmar que las palabras son pocas para demostrar la euforia y emoción con los que los aficionados vitorearon a los japoneses, es algo que simplemente quedará marcado en nuestros corazones.

  • Elptojefe

    que horrible columna. Esta bueno el tema, pero tu redacción no me gusto para nada.

  • VK

    Esos son equipos que se ganan a la afición por su entrega en la cancha.

  • Israel

    Por un momento creí que ibas a hablar del concierto de Rod Stewart en la corregidora en el 89 je. 70 mil personas en el estadio y otras 10 mil afuera pidiendo portazo! una verdadera locura