El español David Ferrer puso punto y final a la carrera del ex número uno del mundo, campeón del US Open en 2001 y de Wimbledon en 2002, el australiano Lleyton Hewitt, quien no aguantó el ritmo de enfrentarse contra el número 8 del ránking de la ATP, y cayó derrotado 6-2, 6-4 y 6-4 en la segunda ronda del Abierto de Australia.

Hewitt no pudo cumplir una de sus metas como profesional, que era adueñarse del trofeo de campeón en el torneo más importante de su país. Se retira, no obstante, con algunas marcas importantes, como ser el número uno del mundo más joven. Lo más cerca que estuvo fue en 2005, cuando cayó derrotado en la final contra el ruso Marat Safin.

Un tipo algo arrogante, su juego se caracterizaba por la contundencia de sus contragolpes, y una mecánica para sacar poco ortodoxa. Se va con 30 títulos en su bolsillo.

Los referentes del tenis moderno se despidieron de él:

Rafael Nadal dijo: “Siempre he tenido algo especial contigo. Eres una gran inspiración para mi Tenis y mi mentalidad”.

Lee también   Chávez Jr. va por Televisa
  • arshavifan

    como olvidar ese grito de guerra de “come on”, fue mi primer tenista favorito, pero como nadal dependia mucho de su fisico.

    ganarle a safin en ese nivel era imposible, el unico que detuvo a federer en su mejor momento.