El estadounidense Chase Carey, sustituto del británico Bernie Ecclestone como máximo mandatario de la Fórmula Uno, indicó en Abu Dabi que México, cuyo Gran Premio ensalzó, “es un mercado grande e importante para” la categoría reina del automovilismo.

“Acabamos de volver de esa carrera hace tan sólo un par de semanas y fue un evento espectacular”, explicó el máximo responsable para la F1 de Liberty, en una entrevista que tuvo lugar en el circuito de Yas Marina y en la que también participaron otras dos agencias de información internacionales.

“Fue todo muy emocionante; el público mexicano es espectacular, se vendieron todas las entradas… México es, sin duda, un gran, importante y emocionante mercado“, manifestó Carey en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, que alberga el último Gran Premio del año.

“El evento fue tremendo y el mercado mexicano está claro que nos interesa enormemente, igual que todo el mercado americano, en general; y el asiático. Obviamente, sin olvidarnos de Europa, que es donde se creo este deporte”, apuntó.

“Tenemos que asegurarnos de reforzar la zona donde se fundó la F1, pero, al mismo tiempo, creo que hay oportunidades de crecer con un atractivo global. Todo es global hoy en día”; comentó el ‘jefe’ de la Fórmula Uno, que afirmó que “un deporte en el que todo es predecible, no es emocionante”.

Preguntado acerca de cómo siente él, de origen irlandés, pero ciudadano estadounidense, un deporte como la Fórmula Uno, que no es precisamente el más popular en los Estados Unidos, Carey comentó: “cuando pienso en F1, pienso en un espectáculo, porque combina elementos como el drama de la competición; pero al mismo tiempo es una competición con coches y pilotos que desafían las leyes de la gravedad”.

Lee también   México golea a Jamaica en Centroamericanos

Escuderias de Fórmula Uno celebran el día de Muertos

“La Formula Uno es una competición increíble en la que los coches y los pilotos hacen cosas que van más allá de la más salvaje de tus imaginaciones”, comentó a EFE Carey.