Garbiñe Muguruza, tenista nacida en Venezuela pero criada y naturalizada en España y reciente campeona de Wimbledon la pasada semana tras derrotar en la manga a la oriunda de los Estados Unidos Venus Williams, retomó hoy en Los Ángeles a sus entrenamientos para preparar la gira norteamericana en pista rápida que culminará en Nueva York con el Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam de la temporada que enfrentará la ibérica.

Tras una semana de descanso luego de la obtención histórica de su primer certamen londinense sobre grama, Muguruza que se coló hasta el número cinco del mundo en el ránking de la ATP, viajó ayer desde Madrid a Los Ángeles para empezar a preparar sus siguientes torneos en tierras de los Estado Unidos, informó este domingo su equipo de comunicación en un comunicado de prensa divulgado por el portar de la deportista.

La primera aparición de Muguruza será en el torneo celebrado en el estado de California, Stanford, que empezará el próximo 31 de julio, al que seguirán las competencias celebradas en Toronto (Canadá), Cincinnati y el US Open, que se disputará en Nueva York a partir del 28 de agosto.

Muguruza, que ha añadido el torneo de Stanford respecto a su plan de 2016, defenderá en la gira norteamericana de cemento 420 puntos (70 del US Open y 350 de las seminales de Cincinnati) que algo le valen en la lucha por escalar a la primera posición del listado global que aún permanece en manos de la anglosajona Venus Williams, a quien derrotó en la final de Wimbledon.

Lee también   El Super Bowl sería más caro con los Cowboys