Hay futbolistas que son irrepetibles, no solo por su forma de jugar, sino también por su estilo, jugadores que nacieron para dejar un huella imborrable en el mapa; sin embargo, para ser único, lo primero que se necesita es tener un origen raro, exótico, y posteriormente, encontrar la forma de plasmar los aprendizajes del día a día sobre el rectángulo verde. El mejor ejemplo de esta situación fue ex el mediocampista holandés Edgar Davids.

Nacido en un país sin una gran tradición futbolística, Edgar Davids vio la luz en la ciudad de Paramaribo, Surinam, el 13 de marzo de 1973; pronto encontró en el balón a un amigo inseparable, con el cual pasaba horas, ya sea en su casa o en el calles de su ciudad; después de un breve tiempo, su familia se mudó a la gran Amsterdan, en donde pulió sus habilidades futbolísticas en Waterlandplein, plaza callejera en donde aprendió a jugar en el uno contra uno “Cuando juegas once contra once puedes pasar con muy poco contacto con la pelota, pero en el callejero estas siempre en el partido, así que es la mejor manera de mejorar tus capacidades y de aprender a crear y usar espacios, porque el campo es muy reducido”, declaró en una ocasión.

Edgar Davids en sus inicios en el Ajax

Luego de una breve estancia en el equipo Schellingwoude, el Ajax lo integró a sus fuerzas básicas; en el equipo más poderoso de Holanda fue escalando por las diferentes divisiones hasta que debutó en la Eredivisie en el año de 1991, coincidiendo con la era del entrenador Louis Van Gaal, quien armó un equipo basado en un gran talento juvenil como Clarence Seedorf, Patrick Kluivert, los hermanos De Boer y el nigeriano Nwankwo Kanu,  cobijados por los experimentados Frank Rijkard, Danny Blind y Jari Litmanen, con quienes ganó tres ligas al hilo, además de una Champions, siendo esta su carta de presentación ante el mundo.

Luego de conseguir éxitos en su país, llegó el momento de emigrar a la mejor liga del momento, la Serie A: Milan fue el equipo que tras una dura pugna con varios clubes, se hizo con sus servicios. Para entonces ya le había sido detectado un glaucoma, enfermedad que afecta la vista, por lo cual se vio obligado a jugar con unas gafas protectoras; esta situación, lejos de perjudicarlo, lo favoreció, pues además de elevar su rendimiento, también le otorgó un sello que conservaría durante toda su carrera.

Lee también   La tremenda falta que le hizo el cesped a Gonzalo Higuaín
Davids vivió sus mejores años con la Juventus

Luego de una mala temporada en el Diavolo, salió de Milan y se dirigió a Turin, fichado por la Vecchia Signora; a su llegada al club en 1997 tuvo que pelar por la titularidad con Vladimir Jugovic y Antonio Conte, a quienes les terminó ganando la carrera, siendo a partir de la temporada 98-99 un titular indiscutible en el club. Su actuación en el Mundial de 1998, en donde integró el equipo ideal del torneo, también ayudó a esta situación, convirtiendo a Edgar Davids en un referente del cuadro bianconero y en una estrella de clase mundial.

A partir de ese momento, todo fue triunfos con la Juventus; durante su estancia de 7 años en el club, consiguió tres ligas, una Supercopa de Italia y una Copa Intertoto; no obstante su talento y espectacular rendimiento en el mediocampo, la llegada de Pavel Nedved terminó por mandarlo a la suplencia. Inconforme por esta situación, a inicios de 2004 se fue al Barcelona, donde en tan solo media temporada se convirtió un jugador fundamental, siendo pieza clave para el subcampeonato blaugrana en esa temporada.

Davids con la camiseta blaugrana

A pesar de tener ofertas para continuar en Barcelona, no aceptó y regresó a Italia, pero esta vez al gran rival: Inter de Milan. A pesar de su pasado rossonero y bianconero, fue bien recibido por la afición interista, aunque solo estuvo una temporada en el club, pues para el 2005 decidió probar suerte en la Premier League, concretamente al Tottenham, en donde también solo estuvo una temporada, pues en el 2006 regresó al club que lo vio nacer, el Ajax, equipo que en ese momento no atravesaba por un buen nivel lo que ocasionó una discusión entre el jugador y el club, haciendo que nuevamente dejara Amsterdan para jugar en el Crystal Palace, donde asumió el cargo de jugador- entrenador. Finalmente, tras una campaña con el modesto Barnet, anunció su retiro del futbol en el año 2013.

“No hay nadie con mi estilo, yo fui único, capaz de hacer todo en el terreno de juego”, declaró Edgar Davids acerca de su trayectoria y estilo futbolístico. Sentencia que no es ninguna mentira, pues además de ser uno de los primeros mediocampistas todo terreno, su inconfundible imagen le otorgó un lugar especial en el mundo del futbol.

  • Grande Davids! Donde jugó dejó huella. Como dice la nota, fué un jugador totalmente único e irrepetible, es difícil que alguien logre si quiere acercarse lo que él hizo.

    https://uploads.disquscdn.com/images/bbf72262f575e594b25daa5af0622cd084573f95c77cce1f99a7bb12202f71df.jpg

  • Cap’n Jazz

    Gran nota. Recuerdo con una gran alegria a la Holanda del 98-00. No estoy tan de acuerdo con el siguiente calificativo: ” para ser único, lo primero que se necesita es tener un origen raro, exótico”. En cuanto a lo demás ¡bien hecho!

  • Mickey Leñador

    Extraño esos tiempos, en que habia 10-20 jugadores TOP sin que se pudiera llegar a una conclusión de quien era el mejor jugador del momento… Esos comerciales de Nike con Davids y compañia fueron epicos.

  • LaNeta

    La regó al irse del Barcelona, el fue un revulsivo para el equipo de Rijkaard en su primera temporada que no le iba nada bien. Se hubiera quedado, aunque esto también me hace pensar como la hubiera sufrido Rafa Marquez para hacerse un hueco en el Barza puesto que con Rijkaard el brillo en el mismo puesto.

  • Bort

    Pit bull

  • Darth Sidious

    Con mi Juve lo dejó todo… que gran mediocampo de esa Juve… creo que el emperador va a llorar

  • Luis Martín Vázquez Soto

    Cuando empecé a ver el fútbol internacional allá por el 2003-2004 siempre me sorprendí de porque ese jugadorazo se había ido de la Juventus que empezaba a seguir, nunca lo entendí hasta tiempo después pero siempre es un jugador que era fácil de identificar y no solamente por su look, sino por su estilo de juego aguerrido, aun se me hace inaudito que Paises Bajos no se clasificara a Corea-Japon 2002 teniendo tremendos jugadores.