Un caso muy particular se vivió en el terminado mercado invernal de fichajes en Europa, precisamente con el Rayo Vallecano, club de la segunda división española. El antiguo equipo de Paco Jémez debió echar atrás un fichaje por presiones de su afición.

Se trató de un traspaso que involucraba a Roman Zozulya, jugador ucraniano propiedad del Real Betis, que debió ser dejado sin efecto después de un inmediato rechazo de los seguidores del club madrileño. El motivo de este fue por ideales políticos, un tema muy marcado en el Rayo.

Los radicales del club de segunda, conocidos como Bukaneros, están alineados a un pensamiento antifascista que trasladan al ámbito deportivo hasta las últimas consecuencias. Para ellos, la identidad de su equipo debe ser similar a su pensamiento y no aceptan en su plantilla a jugadores que estén contra ellos.

Ese era el caso de Zozulya, un futbolista que se ha dejado saber como seguidor de la ‘ultraderecha’ ucraniana y que es “admirador confeso de Stepán Bandera, histórico líder de la organización paramilitar UPA, que colaboró con el régimen nazi“, según reseñó Sputnik Mundo.

Zozulya
Zozulya posando con un símbolo de la ultraderecha ucraniana.

La llegada de este elemento era en calidad de cedido hasta fin de temporada, pero vista la negativa general de los fanáticos, fue el propio Real Betis el que echó atrás su marcha. “Hemos acordado proteger a la persona y al jugador, que es un activo nuestro”, rezaba en un comunicado el cuadro bético.

Increíble.

Lee también   Guardiola sería el técnico mejor pagado de la historia
  • Guest

    Estas cosas pocas veces se verán en Mexico y eso es porque los equipos de aqui, tienen 0 identidad,0 valores, 0 filosofía. Salvo Chivas y su costumbre digna de la edad media, tan xenofobica como arcaica, (pero filosofía al fin y al cabo, aunque no me guste, la respeto) ningún otro equipo se puede diferenciar de los demás en algo tangible. Y la afición mucho menos. De hecho, muchos son tan tontos que dicen que el Toluca no es equipo grande porque no es popular (¿de que sirven los campeonatos entonces?), mejor que a partir de ahora quede campeón el equipo que meta más aficionados a su estadio a lo largo del torneo.

    No veo un equipo que represente algo similar al Celtic, Rangers, el mismo Rayo Vallecano, St, Pauli, la rivalidad Schalke v Dortmund, Madrid (equipo del régimen) vs Barcelona (equipo independentista), Betis v Sevilla (estatus social). Obviamente sería pedir mucho que todos los equipos sean así, pero de menos unos 6 o 7 que tengan personalidad e identidad en algo. Toodos son iguales, no hay diferencia para un jugador entre pertenecer a Jaguares o a Cruz Azul, Monterrey o Puebla, América o Xolos, salvo el $$$ y seguimiento mediático. Todos los equipos son lo mismo hasta para los aficionados. Liga sin identidad, es como una MLS pero más vieja.