• Anónimo

    Simón, yo siempre he pensado lo mesmo