No nos metieron el dedo. Nos metieron la mano entera…
Matías Almeyda de River, tras perder el clásico ante Boca

Lee también   La Cereza del pastel del 11/12/2011