La frase del viernes 1 de Abril

La afición de Rayados es una afición convenienciera, sólo apoya cuando hay buenos resultados:
Tomás Boy

La frase del viernes 1 de Abril

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:
  • awebo! pinches rayados puto!!

  • Lino Paul

    Pues… yo soy Rayado, de toda la vida, de “hueso colorado”, jeje, y la explicación que quiero dar es la siguiente.

    Tomás es un ícono de los Tigres, acérrimo rival del Monterrey como todos saben. Eso no impidió que cuando ambos estuvieron necesitados de sí, firmaran un acuerdo para que el dirigiese al Monterrey. Creo que fue por ahi de 1997 ó 1998, ya no recuerdo bien, la plantilla era muy limitada y no habia recursos para adquirir buenos jugadores. La dirección técnica de Tomás hizo lo que pudo, ergo, en esos años, el equipo no caminó.

    Entonces, a Tomas le tocó sufrir los reclamos y las exigencias de la afición albiazul. Nos metimos duro con el y su equipo. De ahi, y de lo que vio como jugador, su frase. Aun estaban frescos el Monterrey de Mejía Barón quien, arrebatado por la Selección Nacional para completar el proceso de Menotti e ir a EUA ’94, le dejó el barco a Hugo Hernández para caer en la final de 1992 (ó 1993?, mi alzheimer :s ) contra el Atlante de Lavolpe. Aun seguía en el inconsciente colectivo rayado el Monterrey efectivo de Arturo Salah que mandó a los queridos Tigres de la UANL de Tomás Boy a la 1A en 1996. Aun y cuando esas eran parte de las pocas páginas brillantes que habia escrito el club, la afición, como todos en esta vida, nos habíamos acostumbrado a lo bueno y no podíamos ni queríamos reconocer que esos tiempos se habian ido.

    Es inevitable compararse y ser comparados con los acérrimos rivales, en este caso, la afición de los Tigres. Estos si son todo un caso. Desde que nació el equipo prácticamente se mantienen en esencia. Han amado a su equipo al límite de lo impensable y tantos años de amor mal pagado con sus fracasos tras fracasos han hecho que algunos sectores revienten incluso de forma violenta, varias veces, en distintos períodos. Como ejemplo están los desmanes del año pasado durante el período del infame “proyecto” que decía dirigir Daniel Guzmán. Y aun así, ahi estaban siempre, aunque fuera como reza la letanía: “sufriendo y llorando en este valle de lágrimas”. Hoy están de plácemes aun y cuando la regeneración del equipo sigue en pie. Todo es diferente ahora bajo una directiva mas que competente y comprometida en comunión con un cuerpo técnico de calidad. La verdad se lo merecen.

    Eso explica la diferencia mas allá de lo que diga Tomás.. En el Tecnológico, el equipo no saca resultados, le pitamos y/o lo castigamos con la indiferencia del estadio a medio llenar, los Tigres por eso dicen que nosotros somos “Pecho Frío”. En el Universitario eso no sucede, siempre estará lleno, aun y cuando esté en la 1A; siempre van a estar gritando y apoyando, siempre van a traer su relajo, hasta el día en que el equipo comodinamente se les apaga y entonces sí agárrense todos.

    Sorry por lo extenso del comentario, pero ya una vez que comencé no quise dejarlo tirado. Ánimo.