1. A menos de un mes de que se acaben las ligas, en Europa falta cierta emoción. Entre equipos que se coronan matemáticamente con muchas jornadas de anticipación, otros que hagan lo que hagan ya tienen asegurada su plaza en la próxima Champions League y aquellos que pase lo que pase no podrán eludir el descenso; por lo general, sólo restan por definirse algunos puestos para la Europa League, competencia que, seamos honestos, a casi todo mundo le vale madre. Así, cuatro o cinco equipos se juegan la supervivencia o un pase de abordar al paraíso en las últimas semanas contra 14 o 15 equipos que ya están mentalmente de vacaciones.Es lo más justo. Y lo justo es bueno, pero no siempre divertido.

2. En México, en cambio tenemos 17 jornadas de clasificación. Una larga pretemporada de cuatro meses en la que los equipos especulan, administran esfuerzos y hasta tiran güeva, conscientes de que lo único que importa es lo que hagan al final. Es como si en el automovilismo las rondas de clasificación duraran 17 semanas, sólo para ganarse las posiciones de salida para la gran competencia. Con la experiencia del día a día, los ingenieros diseñan los vochos del futbol mexicano para que hasta el final den las vueltas más rápidas y lleguen con vuelo a la liguilla. Es un sistema injusto. Y lo injusto no es bueno, pero suele ser divertido.

3. ¿Justicia o diversión? Yo pienso que vale más la pena entretenerte durante 9 meses y luego medio aburrirte al final, en lugar de sacrificar toda una competencia en aras de la emoción del último suspiro. Pero a la vez, estoy consciente de que lo que hace memorable a la Champions, al Mundial, a un libro o a una película es el final. La verdad que un final imprevisto hace que todas las páginas que te chutaste con poco interés cobren sentido. Hay veces en que el esfuerzo que empleaste en no abandonar la sala a mitad de la película tiene su recompensa con un final inesperado. El sabor de boca que te queda suele definir lo bueno y lo malo. Por eso en el futbol mexicano sacrificamos prólogo y clímax, para enfocarnos en el desenlace.

Lee también   No pasa nada con los Pumas

4. La primera consecuencia de la abolición de la Liguilla sería una Liga mejor desde la primera jornada, más justa y más competitiva. Y ya sé que eso no ocurrirá porque ni los dueños, ni los aficionados, ni los medios están dispuestos a sacrificar todo lo demás… pero yo nomás reflexiono.

El fin de semana dejó mucho de qué hablar, así que este lunes será de SÍ reflexión. Regreso a media noche. (Creo)

  • Antony Monkeys

    Lo veo y no lo creo, sigue así Barak…

  • Danagu

    No es tanto por el sistema, el problema de las ligas europeas es que por lo general son ligas de dos o tres equipos y uno que otro que muy de vez en cuando les hace mosca. Es como dices, emocionarte con el prólogo y el clímax aunque ya te sepas el final… y eso no es tan divertido. (Ojo, no digo que la mexicana sea mejor que aquellas ligas).

    • Eduardo Delgado

      A mi me gustaría leer nuevamente por acá a Nicolás Tapia

  • Crack del Futbol Frances

    excelente Barak, solo falta que arreglen las manitas, La Sugerencias del Chef y La Cosa Nostra solo que regreses a Elias Y Sergio asi como le hiciste con JM o ya de perdida que las haga Jairo Antonio

    • Un americanista

      Y que regrese Trydson te falto

      • Dr mono

        Mejor Lobsán.

  • SR DON CASI

    Bueno ahora imaginense que todos los equipos solo ganaran de local es conformismo

  • Javi Rodriguez

    Si la liga terminara hoy. El campeón seria el Cruz Azul y nos arruinaría la diversión de cada liguilla

  • kolotos

    Por supuesto que la Liga Mexicana es competitiva, pero a la baja. Es como la igualdad del socialismo charro, es decir todos igual de pobres.

    Lo que sucede es que el aficionado al soccer mexicano es tan docil que mientras mas le escupen en la cara, mas mueve el rabito y eso lo $aben todos los que ganan muchos millones con eso.

  • Ernesto

    A ver las refelxiones de Barak aun no llegan,nohubo mucho el Lunes

  • adrian_a

    Yo le “voy” a un equipo del futbol mexicano , al que antes si era muy aficionado cuando era niño, pero a esta edad ser fanatico del futbol mexicano? se me hace muy estupido, eso de la liguilla le quita sentido. No entiendo como hay gente que compra abono para toda la temporada.
    Sueño con una LIGA mexicana (osea formato de liga), no con un torneo CHARRO

  • Gerardo Salazar

    La verdad a mi me apasiona el futbol.

    la liguilla se me hace muy atractiva y divertida por el simple echo de esos fantasmas que también juegan así como en los mundiales que los llamados grandes caen ante los pequeños y no estamos solo viendo que el que tiene mas billetes es el que gana.
    Las otras ligas mis respetos atractivas gloriosas pero aveces cansan el pensar que solo ciertos equipos aspiran a cosas grandes.