Aprovechando que andaba en Europa promocionando la marca que lo viste, LeBron se dio una vuelta por los campos del Barcelona para tomarse la foto con los campeones. Saludó a todos, también a Messi, quien junto él, se ve todavía más pulga…

Lee también   Pepe se disculpa: "Fue sin querer, queriendo"