La temporada de huracanes dejó en paz a Estados Unidos, México y los países del Caribe, pero ahora golpea en Europa. Precisamente en Irlanda, el fenómeno llamado ‘Ophelia’ ha causado muchos problemas y ya dejó tres muertos a su paso.

Pero además, como suele suceder en este tipo de casos naturales, los daños no solo han sido humanos sino materiales. Y el futbol también se ha visto afectado.

La liga de ese país está a punto de definirse a favor del Cork City, equipo que no gana el campeonato desde 2005. Este lunes podían proclamarse campeones con solo un empate, pero Ophelia lo ha impedido y por si fuera poco, destruyó parte de su estadio.

Antes del partido con el Derry, las autoridades declararon como peligroso el encuentro y horas después parte del techo del estadio se derrumbó, afectando una tribuna del recinto. Este problema obligó a postergar el juego para el martes, cuando el Cork puede definir una liga que resta de dos encuentros para finalizar.

Lee también   La prensa del miércoles 19/12/2012