Steve Stephens, un hombre de 37 años que asesinó a un adulto mayor y lo publicó en su Facebook, murió este martes luego de una persecución policial que duró hasta tres días.

El ‘asesino de Facebook’, como fue catalogado, vivía en Erie, Pennsylvania, lugar donde “eligió al azar a un anciano” y le quitó la vida, mientras que posteriormente lo hizo público en su página de Facebook.

Stephens se suicidó después de ser perseguido por la policía local vía telefónica y también con patrullas. Este martes, al ser visto en un local público fue seguido y al verse acorralado en su vehículo, se detuvo a unos 160 kilómetros de Cleveland y allí se dio un disparo, según publicó EFE.

Stephens

Este estadounidense no estaba ligado ni motivado por ningún agente externo, según se pudo recoger en distintos medios, pero él mismo aseguraba que había sido responsable de varios asesinatos, aunque solo publicó el de Robert Godwin, hombre de 74 años.

Su captura era primordial para la policía de la zona y además su caso era conocido a nivel mundial. Incluso el creador de Facebook -Marck Zuckerberg- rechazó el hecho, tomando también responsabilidad por reproducir estos contenidos en su red social.

Lee también   Acá el origen del viral #Supongamosque y una galería con los mejores memes