El pívot francoestadounidense de los New York Knicks, Joakim Noah, fue suspendido por la cantida de 20 juegos de temporada en la NBA debido a un inconveniente por dopaje, reportó As.

La sanción a Noah no ha sido tan fuerte porque el jugador violó el programa antidrogas de la liga sin conocer lo que hacía, pues consumió “un suplemento de venta libre” que está prohibido, pero lo ha reconocido y explicó su situación ante la NBA.

Joakim presenta una lesión que lo aleja de las canchas desde febrero, pero ahora terminará por perderse el fin de la campaña. De 76 juegos en 2016-2017 solo pudo completar 46 en su nuevo equipo.

Lee también   Le aventaron un pavo al Shaq