A O.J. Simpson se le otorgó el jueves la libertad condicional después de más de ocho años en prisión por un intento de robo en un hotel de Las Vegas, al defender con éxito su caso en una audiencia televisada a nivel nacional que reflejó la fascinación de todo Estados Unidos con el ex astro de la NFL, según reportó AP.

Simpson, de 70 años, podría ser liberado tan pronto como el 1 de octubre. Para entonces, habrá cumplido el mínimo de su condena de nueve a 33 años de cárcel por robo a mano armada en un intento fallido por recuperar objetos coleccionables y otros recuerdos que aseguraba le habían sido robados.

Los cuatro comisionados de libertad condicional que realizaron la audiencia votaron por su liberación después de una media hora de deliberaciones. Citaron la ausencia de una condena previa, el bajo riesgo de que vuelva a cometer otro delito, el respaldo de la comunidad y sus planes una vez que sea liberado, que incluyen mudarse a Florida.

“Gracias, gracias, gracias”, dijo Simpson en voz tenue después de bajar la cabeza en señal de alivio. Al levantarse de su asiento para volver a su celda, suspiró profundamente, reseñó la agencia.

Durante la audiencia de más de una hora, Simpson se vio obligado a insistir – como lo ha hecho todo el tiempo – que solo intentaba recuperar sus pertenencias y que no pretendía lastimar a nadie. Dijo que nunca le apuntó a nadie con un arma ni realizó amenazas.

“Lamento que haya sucedido, lo siento, Nevada”, dijo al panel. “Pensé que estaría contento de recuperar mis cosas, pero no valió la pena. No valió la pena y lo lamento”.

Lee también   Trailer: Nuevo Nintendo Switch