Las grandes cadenas televisivas suelen realizar entrevistas con expertos de temas determinados con impresionante inmediatez gracias a las bondades de la tecnología, como videollamadas, conferencias a distancia, etc.

La BBC, como tantos otros medios, deben acudir a esto y se exponen a que no todo salga de acuerdo a lo planeado en cuanto a la producción como en este caso, que el profesor Robert Kelly no pudo estar atento a todos los detalles.

En medio de una charla acerca de Corea del Sur, Kelly notó como sus dos hijos pequeños entraron a la habitación desde la cual transmitía. Tratando de mantener la compostura, una mujer llegó a su rescate y protagonizó una muy divertida imagen.

Lee también   Las películas más malas del 2016 según la revista Time