Sucedió en Uruguay. Se enfrentaron Rampla Juniors y Racing. El triunfo fue para Juniors por tres a uno. Pero la nota la dio el ramplista Nicolás Guevara, quien después de haber anotado un gol se fue expulsado por morder a Federico Vega. Reaccionó así tras un codazo del rival.

Lo peculiar del caso es que Vega no se fue expulsado. ¿Por qué? El árbitro Roberto Silvera consideró que la verdadera agresión fue la mordida.

Lee también   Retrasan partido por no llevar el uniforme de siempre