¿Recuerdan en la final del mundial pasado, esa jugada en donde los holandeses regresan deportivamente un balón que termina complicándosele a Casillas? Pues bueno, aquí ocurrió algo muy parecido.

Pasó durante el partido de la Real Sociedad en contra del Barcelona del sábado pasado, en donde el cuadro de San Sebastián a la hora de aplicar el Fair Play, casi anota en la portería de su contrario.

Los gritos de Busquets no funcionaron, hasta que finalmente gracias a los murmullos del público, el guardameta del Barça logró reaccionar y evitar la catástrofe en Anoeta…

Lee también   Cuauhtémoc Blanco agradece a Benito Juárez por error
  • Daniel

    jajaja iba matando hormigas..

  • FaUsTo DeL PiEro

    andaba pensando en el novio jajajaj