¿Ping Pong?

Antes de caer ante Del Potro, Federer nos regaló una entrañable semifinal contra Djokovic.

El serbio no tendrá el talento innato del suizo, pero gracias a su simpatía y pundonor, cada vez tiene más fanáticos en el bolsillo. No se pierdan este increíble punto.

Lee también   Murray y Williams triunfan en Roma