Bésame mucho

Rafa Nadal desata pasiones, sin distinguir sexos ni nacionalidades. Tras vencer a Gael Monfils en el US Open, un energúmeno bajó a la pista para clavarle un beso… y el reflejo del tenista fue correr tras él, como quien pide un poquito más.

Después, en conferencia de prensa, Rafa admitió que la experiencia fue “very nice”. ¡Vaya tipazo!

Lee también   Expulsen a ese árbitro