Adriano se ausentó de dos prácticas seguidas con el Flamengo. Él alegó problemas personales, pero la realidad es que muy alegre se le vio en un bar, dando show y pegándole a la botella. El alcoholismo y la depresión han afectado su carrera desde el 2005, año en el que falleció su padre.

Lee también   Egidio protagoniza la salvada en la línea más graciosa de la historia
  • Kiu

    Adriano ya nadamas anda de fiesta,ya ni juega,me entristeze que este crack ande en ligas menores de las que deberia estar.