Los jugadores del Cardiff siguen disfrutando del sueño por volver a jugar en la Premier League. Tan contentos están que Craig Bellamy se puso a bromear con el árbitro Lee Probert echándole agua en la cabeza, esto en el partido contra Manchester City.

Lee también   Ahora es decorador
  • GOL

    ROJA !!! de Chiiquimarco