Con una tremenda patada voladora, el futbolista del club Coronel Romero de Paraguay, Marcos Leguizamón, descontó con una patada volador directa al rostro al árbitro Wildo Amarrilla, luego de que expulsara a tres de sus compañeros.

Lee también   "Aún no me doy por vencido"
  • sarabia

    QUE GOLAZO, 5 ROJAS EN 2 SEGUNDOS Y UNA PATADA VOLADORA EN UN CAMPO LLANERO= FUTBOL PARAGUAYO