Un momento chusco se vivió en el partido de la FA Cup entre el Sheffield Wednesday y el Blackpool, pues las mascotas del Sheffield, Barney y Ozzy agarraron de su “puerquito” a Buddy, la mascota del torneo de la FA Cup, quien seguramente no pasó un buen momento.

Lee también   Comieron cerezas